Kiwis de todos que no come nadie

La producción de A Carixa, del Concello, sigue sin recogerse


lalín / la voz

El Concello de Vila de Cruces adquiría a mediados del 2018 los terrenos que conformaban el área histórica del área recreativa de A Carixa, en Merza, cedidos hasta entonces por los propietarios. En el paquete iba una magnífica producción de kiwis, cuidada con mimo: sus frutos aún se pueden ver hoy. Y es una auténtica pena que esos frutos sean visibles en la misma finca en el mes de enero, porque los particulares hace ya muchas semanas que recogieron la producción.

Pero los kiwis de A Carixa siguen en la planta, sin que nadie les haga caso. Como en tantas ocasiones, parece que los que es de todos no preocupa a nadie. Son decenas y decenas de kilos a los que se les pasará la sazón sin que encuentren comensales. Que se pueden encontrar, a buen seguro, en el propio municipio.

Familias desfavorecidas, en un tiempo de crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, podrían ser receptoras de una estupenda fruta que se pasará en la planta si gobierno municipal y corporación no muestran sensibilidad para actuar ya. Porque visitantes y lugareños hay que se preguntan cómo es posible que semejante producción esté a punto de perderse.

Sírvase usted mismo

En todo caso, si laboral y administrativamente resultase una tarea demasiado engorrosa, siempre queda la opción al Concello de abrir la zona cercada y permitir a vecinos y visitantes que pasen a servirse ellos mismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Kiwis de todos que no come nadie