Circo Nevada: rescate a la desesperada

Ponen en marcha una recogida de fondos a través de Internet en busca de los 3.500 euros que este circo necesita para salir por fin de Monforte

El Circo Nevada no ha podido moverse de Monforte desde mediados de marzo
El Circo Nevada no ha podido moverse de Monforte desde mediados de marzo

Monforte / La Voz

El Circo Nevada tenía que haber salido de Monforte ya dos veces, pero aquí sigue. Cuando por fin pudieron volver a hacer funciones, no consiguieron el dinero suficiente para mover su voluminosa caravana. Eso los dejó todavía más empantanados que antes, cuando no podían recaudar porque tenían que respetar el cierre forzoso y tampoco podían marcharse porque les faltaba dinero. Era un punto muerto que parecía imposible de resolver, pero una iniciativa vecinal puede estar a punto de salvarlos.

«Sabía de la situación del circo por las noticias que se publicaban sobre ellos», dice Victoria Saco. La declaración del estado de alarma pilló a esta monfortina en A Coruña. Cuando se terminó el confinamiento y pudo volver, empezó a ver el circo con frecuencia porque pasaba a menudo junto al solar de la calle Sarria en la que está instalado. Primero pensó en poner su grano de arena y darles algo de dinero para ayudar, pero le pareció un gesto prácticamente inútil. «Que arreglaba yo dándole un poco de dinero a esta gente», se pregunta. Así que pensó en organizar algo distinto y puso en marcha una recogida de fondos por Internet. Como plataforma utiliza una de las webs de crowfunding más conocidas.

Meses muy duros

«Estos meses han sido tremendamente duros para ellos. Sin poder trabajar y mientras se acumulaban las facturas, han sobrevivido gracias a la generosidad de la gente de Monforte», dice el texto que encabeza esta campaña de recogida de fondos. «Pero eso no es vivir, es sobrevivir», añade. Victoria Saco habló con los responsables del circo para preguntarles cuánto dinero necesitaban para poder por fin arrancar de Monforte. Con las dos semanas de funciones que organizaron cuando se relajó el estado de alarma consiguieron dinero para pagar las ITV pendientes para su flota de camiones, furgonetas y turismos. Pero para moverse tienen que cambiar las ruedas de un camión y llenar sus vehículos de combustible. Eso les cuesta 3.500 euros y recaudarlos es el objetivo de esta campaña de recogida de fondos.

La campaña está ya en marcha y en sus primeros dos días consiguió 350 euros aportados por algo más de treinta donantes. No hay una cantidad fija, tampoco un mínimo. Se puede entregar la cantidad que cada uno pueda aportar. «La página es segura -explica Victoria Saco- pero por si hay quien no se siente cómodo dando su número de tarjeta también ponemos el número de cuenta del circo para quien prefiera hacerles directamente una transferencia».

Miedo a la falta de público

En el circo confían en que esta vez vaya la vencida. Su personal quiere seguir en Silleda la gira que quedó interrumpida en marzo y un grupo de ellos ya se desplazó esta semana hasta esa localidad para colocar sus carteles. «Yo ya no sé -dice Javier Segura, uno de los propietarios del circo- cómo agradecerle a la gente de Monforte su ayuda». Confía en conseguir por fin volver a la carretera, pero ahora hay algo que lo asusta incluso más que estos meses de naufragio indefinido en Monforte. Está en contacto con compañeros de otros circos y les está pasando que apenas consiguen dinero con sus funciones. «Parece que la gente no se atreve a ir al circo, hay muy poco público», se lamenta.

Con la reconversión a medio hacer tres años después del veto a los animales

La mayoría de los circos sufrieron con el veto al uso de animales en espectáculos públicos, que en Galicia entró en vigor en el 2017. El Circo Nevada tenía caballos, camellos, llamas, toros y tigres. Eran su principal atracción, pero tuvieron que deshacerse de ellos y se vieron forzados a reconvertirse. De domadores a payasos, maestros de ceremonias o equilibristas, según las habilidades de cada uno. Aún así, perdieron tirón. El cierre obligado del coronavirus los pilló en el peor momento posible, después de un par de años de recaudaciones muy menguadas, con la reconversión todavía a medio terminar. El Nevada y la mayoría de los circos miran ahora con miedo al mercado que les espera después del coronavirus, sin animales que tiren del público y sin fondo de reserva para aguantar o invertir en nuevos espectáculos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Circo Nevada: rescate a la desesperada