La campaña de Navidad arranca con timidez en el comercio local

Las cenas de empresa ayudaron a potenciar las ventas de ropa más de vestir


Lalín / la voz

A una semana para Navidad, el comercio local se queja de que las ventas aún son muy escasas y esperan que la situación mejore en lo que resta antes de cerrar el año. No se salva ningún sector y en la mayoría de los establecimientos coinciden en que hasta esta semana no se notó el arranque de la campaña navideña y lo está haciendo con timidez.

Incluso en alguna juguetería señalan que este año a estas alturas las ventas están siendo menores. Aunque en Lalín recuerdan que los vecinos siguen siendo mucho más de Reyes, que concentran el grueso de los obsequios frente a Papa Noel. Esa tradición hace que las ventas se retrasen cada año y muchos aún esperen a hacer sus compras. Eso sin contar con los que esperan a última hora. En alguna librería recordaban alguna Nochebuena y víspera de Reyes despachado a última hora. La ventaja de esas compras es que, apunta alguno, los clientes ya no se parar tanto a la hora de decir y suelen ser adquisiciones más rápidas.

Las cenas de Navidad de empresa o de amigos sí que contribuyeron a animar las ventas de ropa en algunos casos de modelos más de vestir para lucir en esa ocasión.

Esta semana las tiendas ya empezaron a empaquetar para regalo con algo más de alegría y esperan que, aunque sea más tarde, las ventas lleguen con fuerza. Hay quien también atribuye el retraso al mal tiempo y considera que los temporales y las borrascas encadenadas que vivimos en las últimas semanas no animaban a salir a la calle e ir de compras. Eso sin contar con los que esperan a última hora.

El comercio local coincide en que la temporada de otoño-invierno no fue especialmente buena, aunque este año el tiempo sí fue propicio para la venta de prendas de abrigo y, sobre todo, para las de lluvia. Cada vez ven como una mayor amenaza para el comercio local las ventas a través de Internet, ya no solo es la competencia que realizan las grandes superficies. A diferencia de ellas, los negocios de barrio ofrece una atención y un asesoramiento más personalizada sin las aglomeraciones de otros espacios comerciales.

De los clásicos a los electrónicos y una lista de juegos agotados

En el ramo de la juguetería este año están de nuevo a estas alturas agotados una serie de juguetes. Es el caso de varias Nancy que están más de moda. Es el caso de dos con la imagen de tras tantas youtubers: Arantxa y Clodett o la Nancy que va acompañada de un hoverboard y las chic versión París o Nueva York. Tampoco se encuentran ya juegos de mesa como El fontanero chapucero o el Cacachazo, o muñecas como la Pin y Pon gigante.

La tecnología se va imponiendo y este año las bicicletas o triciclos son superados con creces por los coches de batería, los hoverboard y otros tipos de patinetes eléctricos.

Junto a ellos siguen teniendo una gran aceptación los juegos de mesa, las muñecas bebé, en este caso las Reborn que imitan a los bebés de verdad tanto en aspecto como en peso son los preferidos. No fallan los juegos educativos y los juguetes de madera para los mas pequeños, los funko pop de series como Stranger Things o Fornite, junto con clásicos como los Lego, las Pin y Pon, incluidos los de chico. Y para los pequeños se está vendiendo muy bien el Story Kids, un cuentacuentos, o el Super Zings.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La campaña de Navidad arranca con timidez en el comercio local