Una serpiente visitó por sorpresa la rúa D de Lalín

Su aparición provocó las quejas de algunos vecinos que veían en ella una víbora peligrosa que podía hacer picado a alguien

.

Lalín / la Voz

Después de semanas de lluvia, el subidón de las temperaturas y el sol provoca que los reptiles salgan de sus guaridas hambrientos de una de las cosas que más les gusta: el sol. Esta primavera ya fue frecuente verlas por el Paseo Pontiñas, donde provocaron más de un susto a algún caminante. Hablamos de las serpientes y aunque desde el Concello la titular de la concejalía de Medio Ambiente se empeñe en informar que la mayoría, excepto la víbora de seoane (que es venosa, aunque contra su picadura hay antídotos), son totalmente inofensivas, los vecinos en cuanto ven una, lo primero que piensan es en una picadura y en un gran peligro.

Lo que ya no resulta tan habitual es que alguna serpiente se adentre en el casco urbano. Ayer una amenazaba con entrar a un edificio situado en el arranque de la rúa D desde la esquina con la rúa Monte Faro, pero no llegó muy lejos y acabó muerta. No sabemos si quería ver si ya estaba renombrada la calle o si le gustaba el calor del asfalto o de la acera. El caso es que algún vecino se llevó un buen susto y su presencia le hizo pensar en la posibilidad de que hubiera cerca algún nido de serpientes. El ejemplar que ayer se aventuró por la rúa D era de pequeño tamaño, de unos 25 a 30 centímetros aproximadamente, y acabó cadáver al borde de la carretera. El sitio verde más próximo era el parque de la Praza da Vila, que le pillaba a un trecho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Una serpiente visitó por sorpresa la rúa D de Lalín