Lalín, un nombre que enamora

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Una dibujante alicantina da el nombre de la villa a un manga de misterio y sucesos paranormales

12 feb 2018 . Actualizado a las 07:35 h.

Lalín’s Curse, es el título de un manga de misterio y efectos paranormales protagonizado por un grupo de adolescentes y a los que da vida con su talento y su imaginación la alicantina Isabel Terol Martínez. Enamorada de Galicia cuenta que el verano pasado visitó estas tierras y se quedó prendada de la magia.

Apunta que «mi novio es de Ourense y pasé un verano allí y visité varios sitios de los alrededores entre ellos Lalín. Los cruces de caminos están relacionados con fenómenos paranormales y Lalín es un cruce de caminos, es el Kilómetro Cero de Galicia y dije, oye, esto me viene muy bien».

«Galicia, dice, me inspiró mucho», afirma. En Lalín, recorrió las calles, haciendo fotos. Le gustó de Galicia «toda la naturaleza que hay, porque la zona de Alicante donde yo vivo es un desierto y todo lo que sea un árbol es ¡hay verde! ¡hay agua!».

En cuanto a sus estudios señala que «estuve en un Bachillerato de Ciencias Tecnológicas, luego me pasé a una ingeniería dos años y estuve dos años más en Diseño Gráfico pero no pasé por Bellas Artes».

Confiesa que a ella lo que le gustaba desde Bachiller era dibujar «al principio dibujaba en plan más aleatorio, lo que me gustaba, no pensaba en dibujar profesional hasta que llegué más o menos a la Universidad». Tiene un manga con Norma Editorial y «cuanto lo acabé me dije esto es para mí, tengo que seguir haciendo manga y seguí», dice.

En estos momentos, señala, «no tengo trabajo ni estoy estudiando porque dejé la carrera de diseño porque no le llevaba a nada y estoy todos los días trabajando».

De momento de esta historia que lleva el nombre de Lalín tiene colgado en la plataforma coreana WebToon tres tiras, tres capítulos que llevan los títulos de Asesinato, Imaginaciones y Apuesta.

Explica que empezó en mayo del año pasado a hacer storyboard y a planearlo todo «en octubre a diciembre estuve haciendo la línea y ahora las estoy coloreando porque tengo una reserva de unos diez episodios, voy más segura y voy haciendo».

Los protagonistas son dos chicos de tercero de la ESO, David y Félix. Explica que es «una secuela del manga que hice para Norma Editorial y son los mismos chicos pero dos años después, que siguen con su vida diaria».

Añade que «al protagonista que es David, viendo Cuarto Milenio, se le ocurre hacer un grupo de investigación ye investigar un asesinato extraño que sucedió en las afueras del pueblo en un bosque». Se reúnen varios chicos y cuando van al sitio «se van a encontrar con algo que no les va a molar nada. Y ahí empieza todo», señala Isabel Terol que añade que «voy a meter leyendas urbanas y algunas que me voy a inventar yo porque no puedo estar ahí»

El instituto de los chavales y que aparece reflejado en el manga no será el de Lalín porque, apunta, «desgraciadamente no pude hacerle fotos al interior del instituto, así que es el mío, pero espero que el interior de uno y otro se parezca algo, porque aquello de que los institutos españoles deben ser un poco parecidos todos».