Os Tonechos se despidieron en Lalín ante un público entregado

Cerca de cuatro mil personas se dieron cita en el Arena para disfrutar con el humor de Vilar y Fábregas


Lalín / La Voz

Está demostrado que el humor mueve montañas y, sin miedo al mal tiempo (que ya sabemos que eso en Galicia no basta para desanimar a casi nadie), cerca de 4.000 personas llenaron el Lalín Arena hasta la bandera para disfrutar de la anunciada como la última actuación de Os Tonechos. El cariño del público por esta singular pareja de padre e hijo, Tonecho y Tucho, a la que dan vida Roberto Vilar y Víctor Fábregas, no defraudó e hizo disfrutar a un público entregado que se rió a carcajadas.

Un espectáculo que supuso un repaso a toda la trayectoria de Os Tonechos, cuyo show comenzó en el 2005 tras el éxito de las apariciones del dúo de personajes en el programa Luar de la TVG desde el 2002. «Afortunadamente», como explicaron ayer, no contaron con la presencia de Kiko Rivera, que había prometido aparecer por Lalín. Quien no se lo quiso perder fue el alcalde, Rafael Cuíña, al que los dos humoristas dedicaron algún guiño y piropos como que era el más listo.

Los niños de San Ildefonso, el Rey o Puigdemont, fueron algunos de los que desfilaron por los comentarios de Os Tonechos, que como siempre volvieron destilar grandes dosis de retranca y de surrealismo. La vuelta de Os Tonechos, y más por una actuación única, movilizó a tal cantidad de incondicionales, que los humoristas acabaron por optar por retirar el espacio del escenario para conseguir que ampliar la entrada con 600 plazas más.

Una novia para Tucho

En el espectáculo no faltaron numerosas alusiones al cocido, alguna al pregonero de la feria de este año, Víctor Freixanes (Roberto Vilar lo dio el año pasado) y las bromas de buscarle novia a Tucho y consejos de cómo ligar con prácticas en directo. El lleno total en el Arena se dejó ver fuera del recinto, que contó con un amplio despliegue de seguridad, y donde hubo quien acabó aparcando en doble fila.

Ocho carrozas optan a los 3.000 euros en premios en un desfile con música y comparsas

Entre los aderezos de la Feira do Cocido no falta el desfile de carrozas junto con charangas, comparsas y grupos musicales. Todo un clásico que discurre por las calles céntricas con las aceras repletas de público. Hoy les tocará estar bien abrigados para afrontar un desfile que en ocasiones se eterniza. Seguro que los organizadores tendrán en cuenta las bajas temperaturas para intentar agilizar el recorrido.

En esta ocasión se inscribieron ocho carrozas, que optarán a los 3.000 euros previstos en premios. La propuesta etnográfica mejor valorada por el jurado se llevará 1.100 euros, mientras la segunda recibirá 850, con 500 para la siguiente, completándose con otros dos más de 370 y 180 euros respectivamente. Participarán las Cabaleiros de Lalín y también Cabaleiros de Deza, además de la Asociación de Veciños San Pedro de Félix de A Xesta, Sello, Cooperativa Gandeira de Botos, A Carballeira de Cercio, Peña Casardixo y el club de fútbol Vilatuxe.

A las carrozas etnográficas se sumarán las que presenten comparsas de distintos puntos de Galicia, como Amoriños de Bora, As Marchosas de Arcade y Os Canecos de Poio, así como el folión de A Veiga. Y no faltará la música con distintas bandas de gaitas y charangas locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Os Tonechos se despidieron en Lalín ante un público entregado