Lalín presume con gusto de su cocina

La Praza da Igrexa cierra esta mañana una experiencia de cocina en vivo, catas y degustaciones


lalín / la voz

Lalín, sábado 2 de diciembre. 11 de la mañana y el termómetro que apenas sube unos grados del 0. Apetece un café caliente con algo dulce para acompañar. En el centro de la localidad, en la Praza da Igrexa, una gran carpa se convirtió ayer en una opción complementaria a los habituales locales de hostelería: la iniciativa Lalín con gusto, con una decena de restauradores locales implicados, que finaliza a última hora de la mañana de hoy. El Concello de Lalín, que mostró en los últimos dos años el buen hacer de sus cocineros a los vecinos de las ciudades adonde se desplazó el bus del Cocido, invita este fin de semana a los lalinenses a degustar la gastronomía propia.

La primera propuesta se ajustó al horario: café y dulce. Xan Martínez, de A Lareira, se encargó del primero, y Ana Buján, del Asturiano, del segundo. Corrijo: hay que ponerlo en plural, cafés y dulces. Porque Lalín con gusto no escatima en nada, y las degustaciones gratuitas para quienes se acercan a la carpa no desentonan de la espectacular puesta en escena firmada por Tawi. Así que empezó Martínez sirviendo un café solo preparado estilo café de pota, que conjugaba con un pan de Lalín con aceite y chocolate negro, mientras narraba las instrucciones de consumo: «Dádelle dous sorbos antes de botarlle azúcar», apuntaba mientras me fulminaba con la mirada por haberme servido ya un azúcar moscabado del que no había oído hablar en mi vida, aunque la RAE sí lo conoce, y asegura que se escribe con b. Tomaba el relevo Ana Buján, con otras dos delicias Made in Lalín: una trufa de chocolate y café; y un mousse de requesón de Lalín con café, receta que estrenaba en este foro.

Debieron de pensar que era poco desayuno: así que hubo segunda ronda para todos, con capuchino servido a 65 grados y una tarta selva negra como la que preparó en directo Ana Buján, y caramelos. No fueron de extrañar los aplausos finales del público que llenó la carpa, con presencia de varios ediles del gobierno local.

Antes, y tras una foto de familia con los cocineros participantes, el alcalde Rafael Cuíña definía la iniciativa como una respuesta del Concello «á explosión que estamos tendo en Lalín na hostalaría», una apuesta que se plasma en reformas de locales de un sector «que tira moito da economía do pobo», por las sinergias en otros apartados que van del comercio a los hoteles. Agradeció la implicación de los cocineros presentes: «Notamos case por primeira vez que imos da man, que están satisfeitos e poñen en valor o esforzo que se está facendo dende o Concello», con una apuesta por el turismo como no se hacía en décadas, y que se verá en la promoción del Cocido.

Por su parte, el concejal de Turismo Francisco Vilariño definió en una frase la iniciativa: «Lalín con gusto é a suma do noso produto, coa súa calidade e variedade, coa calidade dos nosos hostaleiros, cun obxectivo claro: poñer en valor estas cuestións». Destacó la complicidad de los participantes desde el primer minuto, pese a la dificultad para poder hacerlo en un sector donde los fines de semana son laborables, y al que «moitas veces se lles dá máis do que eles despois colaboran. Neste caso, resalto que o tomaron con moita ilusión e moita participación, só teño palabras de agradecimiento, igual que para Tawi». Apuesta por la continuidad de la iniciativa, que ha supuesto un importante esfuerzo económico y material para el Concello, para hacer de ella un referente que ponga en valor los productos y la cocina de Lalín: «O Cocido de Lalín é intocable, e ocupa unha parte importante da xornada, pero Lalín é moito máis que cocido», una línea de trabajo para el gobierno local.

Propuestas que diversifican el Cocido

La iniciativa contó ayer con André Arzúa, conocido por sus apariciones en TVG, que reinterpretó la cachucha de cerdo; por la tarde, diversificaron el cocido Alberto González (Currás), Davinia Rielo (Catro Camiños), Álex Iglesias (Cabanas), Diego López (La Molinera) y Diego L. Dapena (Escola de Hostalaría de Sober). Hoy abrirá de las 11 a las 14 horas.

El público respaldó la iniciativa

Cada una de las degustaciones estaba pensaba para un centenar de comensales. El público respaldó la iniciativa, y fue necesario incorporar sillas adicionales a los puestos de comensales en las mesas. La carpa, caldeada con calefactores, permitía seguir las preparaciones en directo de los platos a través de dos grandes pantallas de televisión. foto r. a.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lalín presume con gusto de su cocina