¿Qué rumbo lleva Lalín?


Hace mucho tiempo que me hago esta pregunta, y estoy seguro que es compartida por muchísima gente. Quiero referirme al año 1979, cuando José Cuíña ?Q.D.E.P.- y un servidor, habíamos hecho un pacto y un pronóstico mediante el cual la empresa, comercio, hostelería y el sector primario de Lalín, tenían que al menos duplicarse para el final del siglo XX. El pacto y el compromiso se han cumplido considerablemente, y se hizo otro pacto y apuesta, por lo que para el año 2020 debería volver a duplicarse con relación al año 2000.

El secreto del éxito de todo lo mencionado fue el acuerdo, entendimiento y lealtad que hubo entre el señor Cuíña como alcalde de Lalín (1979-1990) y conselleiro de Política Territorial de la Xunta de Galicia (1990-2003) y el señor González como empresario desde 1964 hasta la actualidad (más de 50 años).

Lamentablemente en el año 2003 el señor Cuíña es destituido de su cargo en la Xunta de Galicia injustamente, víctima de un grupo de traidores de su mismo partido político. Y lo que fue peor, una terrible enfermedad acaba con su vida el 28 de diciembre de 2007.

Pero el relato continúa, y la fuerte crisis económica que hemos padecido a partir del año 2008, arrasa prácticamente con la mitad del tejido empresarial de Lalín.

Ahora hay que estar más unidos que nunca, vamos a ser realistas, pero también optimistas. Si concentramos esfuerzos y compartimos experiencias, podemos situarnos al nivel del año 2007 en un plazo de 4-5 años.

Aprovecho esta oportunidad para manifestar que me voy a implicar por lo menos tanto como siempre lo he hecho, en la dinamización y potenciación de todos los colectivos anteriormente mencionados. Pretendo tener una reunión lo antes posible con el alcalde de Lalín, el exalcalde, el concejal no adscrito, el presidente de la AED, algún responsable de sindicatos agrarios y algún otro empresario que quiera unirse a esa tertulia, que puede ser muy positiva.

Pretendo hablar con empresarios emigrantes en Brasil, Venezuela, Andorra, etc. para animarles a invertir en Lalín, pero tenemos que crear suelo industrial muy barato, y promover con mayúsculas la formación profesional. Estos dos temas son fundamentales e imprescindibles para traer empresas e incrementar el censo de habitantes de nuestro concello. Todos sabemos que estamos a punto de perder la categoría que tenemos actualmente y que la hemos ganado en 1983 cuando el señor Cuíña siendo alcalde se fue un mes a Andorra y vino con mil personas empadronadas en Lalín.

Quiero matizar un poco más en la materia del suelo industrial barato. Lo que es público y notorio es que en el norte de Portugal se están instalando grandes empresas, y algunas instaladas en Vigo, Porriño, Mos, Nigrán, amplían sus instalaciones en esa zona, básicamente en el triángulo que forman Valença do Minho, Vilanova de Cerveira, Viana do Castelo, Braga. Quiero agradecer y felicitar a algunos empresarios que por su tecnología, esfuerzo y tenacidad incrementaron sus ventas básicamente fuera de nuestras fronteras. Por dicho motivo, aumentaron su plantilla de personal y todo ello ha suavizado la cifra de paro que se había alcanzado con los efectos de la crisis. Por citar algunas, Florentino, Mejuto, Metaldeza e Inasus, entre otras.

Para finalizar quiero manifestar que esta iniciativa que tomo no es para competir con la AED, sino justamente todo lo contrario. Se trata de colaborar, cooperar, compartir problemas y ver estrategias de futuro. Queremos que nos acompañen, opinen y propongan actuaciones toda la corporación de Lalín, tanto del grupo de gobierno como de la oposición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Qué rumbo lleva Lalín?