El Concello de Agolada afrontará un lavado de cara del centro de salud

Varela estima en un mes el plazo para el traspaso del ambulatorio a la Xunta


Lalín / la Voz

El Concello de Agolada afrontará de forma inmediata un «lavado de cara» de las instalaciones del centro de salud. Unos trabajos que, apunta, el regidor de Agolada, Ramiro Varela, incluirán el pintado del interior y las reparaciones necesarias. El alcalde explica que algunas labores dentro de esta puesta a punto ya estaban previstas y que «nolo pide a propia consellería de Sanidade» de cara al traspaso de las instalaciones del ambulatorio a la administración autonómica.

Hace ya tiempo que el Concello realizó esta petición. En los últimos años la Xunta lleva asumiendo distintos centros de salud de toda Galicia. El de Agolada, al igual que otros estaba a la espera, pero el alcalde estima que ese traspaso será realidad en el plazo «dun mes ou mes e medio».

Hasta ahora el centro de salud es de titularidad municipal. Varela contesta a las reclamaciones de la CIG y a la denuncia interpuesta por los representantes de los trabajadores ante la Inspección de Trabajo que «non temos ningún problema e, se hai algo que non funciona ou está mal, o que tiñan que facer é dicilo e sería arranxado», alegando que «nós nos miramos debaixo das mesas».

Una de las quejas era la relativa a la puerta de entrada que funciona con un dispositivo eléctrico y que unido al enrejado del edificio consideraban que podía convertir al centro en una ratonera en caso de incendio y dejar atrapados a personal y usuarios en el interior. Varela apunta que «a porta é do mesmo tipo que a que temos no Concello e leva un sistema de seguridade que fai que, en caso de corte eléctrico ou que salte a liña, ou calquera cousa, a porta abre automaticamente, co cal non hai ningún problema». De todas formas señala que ya avisaron al técnico de la empresa para que mire la puerta por si hubiera algún fallo y no funcionase el dispositivo.

En cuanto a las rejas del centro de salud, el alcalde indica que «foron eles, o propio persoal do centro, o que nos pediu no seu día que puxésemos reixas porque lles entraran no interior do centro e para evitar que volvese suceder».

Respecto a las humedades, Varela señala que no tenían constancia y que le parece raro que pueda haber filtraciones o cualquier tipo de problema e insiste en pedir a los trabajadores y representantes sindicales del centro que les comuniquen las deficiencias.

Lo mismo ocurre con los problemas eléctricos y de cortes, que el sindicato dice que se producen con cierta asiduidad.

En cuanto a los cables y la instalación eléctrica considera que «dende que se fixo o centro, hai moitos anos, ata agora, as necesidades supoñemos que cambiaron moito» y cree que lo que deberían haber hecho desde el centro de salud «é pedir algún enchufe máis, se vían que era necesario, e mandariamos un electricista un momento para poñer máis, que non nos custaría nada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Agolada afrontará un lavado de cara del centro de salud