El viento y la lluvia provocaron numerosas caídas de árboles y postes


lalín / la Voz

El viento y la lluvia dejaron un reguero de incidencias en la zona, la mayoría de ellas caídas de árboles que cortaron diversas pistas y a las que se sumaron caídas de algún poste y el desprendimiento, en este caso en A estrada, de placas metálicas de dos edificios en el casco urbano que causaron algunos daños en coches estacionados en la zona.

En A Estrada, Emerxencias cortó y retiró arboles en Matalobos, Moreira, Vinseiro y San Miguel de Castro y actuaron ante una chapa suelta en el lateral de la fachada de un edificio en la avenida de Vigo y de otra en Calvo Sotelo. Además se desplazaron a Vinseiro donde cayó un poste del alumbrado público y a Arnois, donde se desplomó otro, en este caso de fibra de A Estrada Digital que ya estaba siendo arreglado por los técnicos a primera hora de la tarde.

En Lalín, Emerxencias retiró un árbol en Gresande en la PO-6001 que va a Monte Moas y otro en Catasós que cortaba la pista que une Catasós y A Xesta. Los Bomberos retiraron en la mañana de ayer dos en Silleda, uno en Toiriz donde cayeron unos eucaliptos en el EP-7509 y otro en el casco urbano, en una pista de acceso a unos chalés.

Por la tarde sumaban otros dos. Uno de ellos en Silleda, cerca del recinto ferial, que cortaba parte de un carril de la carretera y otro en O Sixto en el municipio de Dozón. Era un castaño de gran tamaño que cayó sobre un tendido eléctrico en el lugar de As Maceiras.

La Policía Local sumaba a estas incidencias la caída de un carballo en la EP-6515 en Escuadro, sobre un cable de la luz, y la caída de un cable de teléfono en A Bandeira. En Vila de Cruces, Protección Civil retiró unas ramas caídas y en Agolada, el viernes, quitaron un árbol atravesado en la carretera de Brántega.

La cantidad de agua caída está dejando también huella en los ríos que van muy crecidos y desbordados en muchos casos. En Vila de Cruces, el Arnego ofrecía un aspecto singular a su paso por el área recreativa O Abeseiro, en Toiriz y en Pontevea, el Ulla se mostraba totalmente desbordado. Las precipitaciones llegaron a superar los 20 litros por metro cuadrado en la estación de Lalín según los registros de Meteogalicia.

El viento se dejó sentir con fuerza especialmente durante la noche y la mañana de ayer. En O Faro , en el Concello de Rodeiro se registraron la noche del viernes al sábado rachas de viento de 93 kilómetros por hora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El viento y la lluvia provocaron numerosas caídas de árboles y postes