Un brindis con sabor estradense

El 10 de abril saldrá al mercado The Tinkle Apple Gin, la primera ginebra con un toque de manzana de A Estrada


a estrada / la voz

Los productores de manzana ecológica de A Estrada firmaron ayer con Destilerías Miño un convenio para el suministro de manzana local. La empresa ourensana, con sede en O Carballiño, lanzará al mercado el próximo 10 de abril una marca de ginebra con un toque de manzana estradense. La fruta será cosechada en A Estrada, el principal referente en la producción gallega tanto de esta fruta en fresco como de sidra y otros derivados.

Destilerías Miño atesora una larga tradición en la fabricación de aguardientes y licores desde su fundación en 1878. Sin embargo, en las últimas décadas ha apostado por la diversificación y ha lanzado al mercado dos nuevas bebidas: el vermú Povarelo -elaborado con albariño y añejado para conseguir más redondez de sabores y aromas- y el whisky Cinnabomb -domado a base de canela fina, con aromas avainillados, especiados y un regusto picante-. Según explica el responsable de producto de la empresa, José Manuel Novoa, la siguiente apuesta de las Destilerías Miño será la ginebra The Tinkle. Habrá una versión de ginebra premium solo con botánicos y otra infusionada con manzana: The Tinkle Apple Gin. En los dos casos de trata de productos con un valor añadido por su apuesta por la calidad de las materias primas.

Las dos ginebras se fabrican con agua gallega del manantial Alto do Paraño, un agua de calidad excepcional por brotar a 800 metros de altitud. Ambas cuentan con botánicos traídos desde sus lugares de origen. Así, el enebro viene de Polonia, la raíz angélica de Hungría y el cilantro de América del Sur. En el caso de la ginebra de manzana, la manzana no podía ser más que estradense, por la tradición local y la creciente fama de las variedades autóctonas cultivadas en ecológico. Según explica Novoa, tras el primer destilado de cereales gallegos, una parte del producto se destina a la maceración con botánicos y otra parte a la maceración con la manzana estradense, que se prolonga unos dos meses. Después, el destilado macerado con botánicos y el de manzana se unen -lo que se denomina coupage- y se dejan reposar juntos otros dos meses para que la ginebra final adquiera su sabor y aroma final.

Frescura y personalidad

«Por su frescura ácida y su marcada personalidad, las manzanas sidreras de A Estrada aportan un equilibrio perfecto a los toques especiados y cítricos de una ginebra de corte clásico como The Tinkle», comentan desde la firma. «Así, la ginebra se transforma en una bebida suave y refrescante, ideal para combinar con tónica y refrescos», explican. Se recomienda mezclar la ginebra The Tinkle Apple con una tónica poco azucarada o con refrescos tipo Seven Up.

Un nombre onomatopéyico

La marca The Twinkle hace referencia al sonido de dos copas al chocar y es un homenaje a la fusión de dos elementos que mejoran al unirse. Por el momento, Destilerías Miño lanzará al mercado una primera partida de 6.000 botellas de ginebra de manzana de 70 centilitros cada una. A partir del 10 de abril comenzará la distribución y hacia finales de mes debería empezar a estar disponible en bares y locales de copas de toda España. Por ahora se han recibido pedidos de Galicia, Asturias, Burgos, Valladolid, Bilbao o Madrid.

Demandan la formación de profesionales en el cultivo de los manzanos

El auge de la producción de manzana en A Estrada y la diversificación de derivados que empieza a aflorar en el municipio exige cada vez más mano de obra para trabajar en el sector. Según informan desde la cooperativa Ullama, existe una escasez de mano de obra cualificada para trabajar tanto en el cultivo y recolección de la manzana y la producción de sidra como en otros cultivos del sector primario. Desde el colectivo reivindican la organización de obradoiros de emprego u otro tipo de iniciativas formativas orientadas a la especialización en este campo para atender la demanda de mano de obra profesional que se detecta actualmente.

Pese a la ausencia de iniciativas formativas locales, A Estrada se está convirtiendo en ejemplo para los estudiantes de fruticultura de talleres de empleo o escuelas de otras zonas. El 13 de marzo, una veintena de alumnos y profesores de un obradoiro de fruticultura de Celanova se desplazaron a A Estrada para conocer in situ las experiencias locales en la plantación de manzanos para la producción de sidra. Este sábado, una veintena de alumnos del módulo de Fruticultura de la escuela de la Xunta en Guísamo, de la Fundación Juana de Vega, visitarán las plantaciones estradenses de manzanos. En Callobre recorrerán la denominada Senda de la Rabiosa y estudiarán la evolución histórica de las plantaciones. También visitarán la sidrería Peroja y conocerán los sistemas de mecanización de la recogida de la manzana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un brindis con sabor estradense