Chollosestrella.com, productos procedentes de devoluciones de Amazon, llega a Lalín

amelia ferreiroa LALÍN / LA VOZ

DEZA

Las ventas podrían en un futuro hacerse en una tienda física

12 abr 2024 . Actualizado a las 18:17 h.

Cristina Quezada, una ecuatoriana afincada en Lalín, encontró hace aproximadamente un año una oportunidad de negocio en la venta de productos procedentes de devoluciones de Amazon. Y la apuesta laboral no le ha ido nada mal, pensando incluso en un futuro poder disponer de una tienda física en la capital dezana.

Consciente de que los productos se pueden visualizar mucho mejor en tienda, y a la espera de poder disponer de un local adecuado, anuncia su negocio en un bajo situado en el Montserrat para «que nos conozca más gente», comenta. Así desde su página web chollosestrella.com publica un catálogo de productos diversos cuya característica común es que «proceden todos de devoluciones de Amazon, por lo que los artículos son muy diversos», explica. Una tienda virtual en la que cada producto, antes de colgarse, pasa su pertinente revisión. «Nos encargamos de revisar uno a uno los artículos procedentes de las devoluciones, y etiquetamos una completa descripción de cada uno para que el futuro comprador tenga toda la información sobre el producto que va a adquirir».

Cristina Quezada, que procura publicar y renovar nuevos artículos todos los días, se muestra satisfecha por la demanda que está generando este tipo de venta online y cuyos compradores proceden de distintos puntos de España, Italia, Francia y Portugal. Trabajo no falta, reflexiona la responsable de chollosestrella.com, «actualmente tenemos para revisar tranquilamente unos mil artículos procedentes de devoluciones, al tratarse de un proceso lento ya que hay que etiquetar el estado en que se encuentre el producto, y eso lleva su tiempo. Procuramos que toda la información del producto se refleje en la etiqueta anexa». Recuerda además que todos los artículos disponen de garantía; un año como cualquier otro producto «que se compre en un establecimiento tradicional».

Un negocio que Cristina Quezada recuerda inició hace un año con solamente 50 euros en efectivo y poniendo a la venta un juguete; «y la respuesta fue buena, pese a que no sabíamos como se iba acoger esta iniciativa. Cuento también con tienda en Wallapop con muchos productos, más que en la de chollos ya que hay una amplia gama de posibilidades, y tampoco nos quejamos de los resultados que estamos teniendo».

El material informático es el producto estrella, el que acapara una mayor demanda y el que registra mayores visualizaciones en redes. «Seguramente si tuviésemos una tienda física mismo tendría incluso mayor tirón», sospecha Quezada.