Del huerto al tarro con el mínimo procesado

Conservas Amorodo envasa vegetales ecológicos con tino para no enmascarar su aroma ni su sabor


a estrada / la voz

La historia de Amorodo es la de dos empresarias de Soutelo de Montes (Forcarei) aficionadas a la recogida de setas y frutos silvestres. María Victoria Cosme Pichel, ferretera de profesión, y Yolanda Vilar Freire, farmacéutica, tenían en común la pasión por el bosque, la huerta y sus productos. Juntas potenciaron en su pueblo la Festa do Cogumelo y por separado empezaron a hacer conservas caseras, para poder aprovechar las setas y las frutas del bosque y de la huerta todo el año y compartirlos con la familia y los amigos. Después de asistir a varios cursos de agricultura ecológica y de formarse en la elaboración de conservas, la afición se convirtió en vocación y la vocación en proyecto.

Así fue como nació en el año 2004 la firma de conservas ecológicas Amorodo, que hoy lanza al mercado más de una veintena de referencias vegetales con la calidad y el sabor como bandera.

«Non me quero nin acordar do que tivemos que inverter para arrancar», dice Victoria. La empresa tiene su planta de procesado en una nave de unos 1.000 metros cuadrados en el polígono de Vilapouca (Forcarei). Funciona con cuatro trabajadores fijos y en las épocas fuertes de producción -el otoño y el verano- llega a duplicar la plantilla.

Disfrutar con los ojos

«Todos os vexetais son de procedencia ecolóxica e envasámolos en tarros de vidro para que se poidan desfrutar cos ollos e co paladar», cuenta la empresaria. «Qureremos transformar os vexetais de forma que sigan sendo ecolóxicos, sen enmascara o sabor nin o aroma, tratándoos con moito mimo, sen cocer máis do necesario e, no caso das marmeladas, engadindo a mínima cantidade de azucre necesaria para que sexan o máis naturales posible», explica.

«Tentamos comprar todos os vexetais que envasamos en Galicia, pero ás veces non é posible», dice Victoria. «Por estrano que poida parecer desde fóra, ás veces costa conseguir produto galego. Pásanos cos grelos, por exemplo, un dos produtos máis demandados», cuenta el comercial de la firma, Iván Gómez. «Moitos envasan nabiza coma se fose grelo. Grelo hai moi pouco e, en ecolóxico, menos. Costa moito conseguilo. O ano pasado non houbo e, cando o hai, sacámalo ao mercado e nunha semana xa se esgota todo. É un produto polo que nos preguntan todo o ano», explica Iván.

«Aínda así, cada vez traballamos con máis produto de aquí. Temos previsto recuperar os sabores que tiñamos e se foron perdendo ao introducir variedades que duraban máis e eran máis rendables. Por exemplo, aquí temos tomates de sabor espectacular, pero máis delicados e que duran pouco. Imos apostar por unha liña de produtos para poñer en valor o de aquí», avanza Iván.

Entre las conservas vegetales, el grelo y el tomate son dos de las más demandadas. «A máis infravolarada aínda é o pemento confitado. O hándicap é que aquí usamos os produtos de forma moi convencional. A marmelada, na tostada. Un pemento confitado con queixo tipo tetilla sorprende e gusta, pero se non o recomendas sae menos. Véndese máis para bares e restaurantes, pero cando llo das a probar á xente nas feiras, gusta e sorprende», comenta el comercial. En cuanto a los productos dulces, la estrella del catálogo es la mermelada de fresa, que da nombre a la marca. Tienen también buena salida las de frutos rojos, clásicos como el melocotón y la ciruela y la de naranja, que con el punto amargo que le pone la piel triunfa entre los que prefieren sabores menos dulces. «A máis curiosa é a de pera ao albariño. O albariño engádese pronto na cocción e non queda alcol, pero deixa un toque diferente. Gusta moito», comenta Iván.

El coronavirus no ha hecho mella en las ventas y la empresa va viento en popa. «Imos medrando. A xente antes entendía que a aposta polo ecolóxico era cousa de hippies. Agora sábese o que é e valórase cada vez máis», dice Victoria Cosme.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Del huerto al tarro con el mínimo procesado