¿Cómo viven el encierro los políticos?

El alcalde estradense y los portavoces de la oposición desvelan su día a día durante este período de confinamiento


a estrada / la voz

El confinamiento también ha trastocado los hábitos de los políticos locales, aunque todos ellos continúan activos y muy pendientes de la actualidad local y de las necesidades de los colectivos más desfavorecidos.

El alcalde estradense, José López, acude al Concello cada mañana. «En casa mantenemos las rutinas. A las 8.15 nos levantamos, desayunamos juntos, nos aseamos y nos vestimos. A las 9.15 yo me voy al Concello. Mi mujer teletrabaja desde casa y los niños hacen actividades del colegio, de refuerzo y complementarias», explica. «En el Concello estamos en coordinación con el centro de salud, la residencia y Servicios Sociais y a las 13.30 horas nos reunimos el equipo de gestión de crisis para ver cómo están las cosas. También estamos aprovechando para sacar adelante muchos temas urbanísticos. Para desbloquear expedientes para que cuando esto acabe la administración pueda ser una palanca de desarrollo», cuenta.

Por las tardes, el alcalde, que vive en una casa en A Cañoteira, hace con su familia labores de jardinería, juegan al Monopoli o a algún juego de mesa y después de cenar ven alguan serie o película. «Nunca estuve tanto en familia. Eso se agradece», dice.

La familia planifica las compras para la semana y encarga por WhatsApp los artículos en el comercio local. «Luego pasamos a recoger los pedidos, sin colas. Funciona de maravilla y lo recomiendo. Creo que es un hábito que ganamos con esta crisis y que se va a quedar», dice López.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Luis López Bueno, vive el confinamiento en un piso de Pontevedra en el que reside con su pareja. Es tramitador procesal y administrativo en el Juzgado Número 2 de Lalín. Esta temporada el juzgado trabaja con servicios mínimos. Para sobrellevar el confinamiento, López Bueno se ha marcado una rutina. Se levanta a las 8.30, desayuna y lee la prensa nacional y local. Después dedica un par de horas a cuestiones municipales y de partido y no se pierde la comparecencia diaria del comité técnico del gobierno estatal. Tras hacer la comida y comer descansa un rato, luego hace una hora de ejercicio en casa y ve alguna serie o película. «Despois de cear normalmente falamos cos amigos por videochamada», cuenta.

Mar Blanco, la portavoz de Móvete, se levanta a las 7, saca a su perra Fada a dar un paseo, mira la prensa y acude a trabajar, en una empresa familiar del sector avícola. Almuerza siempre un menú saludable y sostenible con productos de procedencia local, saca de nuevo a su perra y, por la tarde, avanza en sus estudios de Psicología en la UNED. A través del teléfono o las redes sociales mantiene contacto con comerciantes, vecinos y colectivos locales para conocer sus demandas. Además, está anotada como voluntaria en Cruz Roja, Cáritas y el Concello, para echar una mano en esta crisis. Los festivos de Semana Santa, tiene previsto empezar la plantación de su propio huerto.

Susana Camba (BNG) trabaja en el 112 y vive el confinamiento en su casa de Aguións. Cuando no trabaja, además de atender los quehaceres políticos, le gusta salir a la huerta, estar con las gatas y dedicarse al bricolaje. «Xa fixen un cabeceiro con palés e vouno reconverter en estantería», dice. Además, está descubriendo la pasión por la cocina, recuperando las lecturas de Historia del Arte y repasando álbumes y películas que le emocionan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Cómo viven el encierro los políticos?