«Semana Verde ya no lucha por sobrevivir»

Durán logró revertir en seis años la crisis económica y de actividad del mayor recinto ferial gallego


lalín / la voz

Sonríe. Su rostro relajado se mantiene desde la sesión fotográfica en el pabellón 1 de la Fundación Feiral Semana Verde en Silleda, el más grande de Galicia. Y la otra nave ostenta el segundo puesto. Un macrocomplejo que afrontó en el 2014 una reconversión a vida o muerte pilotada por Ricardo Durán, nombrado su director en diciembre del año anterior. Tocó emprender una senda que llevó a un crecimiento al que no pone límites, tras un «titánico esfuerzo, descomunal, con muchas horas diarias de trabajo en los primeros años del cargo».

Licenciado en Derecho, Ricardo Durán, ferrolano de 44 años, comenzó en el mundo de la formación y en la Academia Postal en Santiago, donde impartió Derecho Administrativo desde el 2001 al 2009. «Miles de personas pasaban para preparar oposiciones y allí surgieron muchos amigos, además de futuras oportunidades laborales», explica. Fue a la Xunta como asesor de su vicepresidente, Alfonso Rueda.

En aquella época le tocó ya lidiar la crisis que vivía la Fundación Feiral de Silleda, «con problemas legales, económicos y de actividad, de todo». Entonces se optaba por directores de perfil comercial para Semana Verde, con experiencia en ferias, pero llegó un punto de inflexión a finales del 2013. «Cuando ya no sabíamos por dónde tirar me pidieron que asumiese el cargo para enderezar la marcha», recuerda Durán. «Me enamoré del recinto en sí, después de la actividad y sobre todo de lo que se podía hacer allí en un momento en que nunca se estuvo tan cerca de dejar de funcionar», señala, pesando entonces litigios por 8 millones de euros, con la constructora del recinto, FCC, la deuda con el Concello de Silleda, además de otra propia de 450.000 euros.

Incrementar eventos

Al entonces nuevo director le tocó levantar «cuatro bolas de partido como en el tenis, en los que no podías fallar en ninguna», que permitieron reducir el pago pendiente a la constructora a solo 100.000 euros o solucionar con la alcaldía silledense la deuda, cediendo instalaciones o terrenos que ahora albergan la escuela de música o el centro de día residencial. Y comenzó a diversificarse la actividad, saltando de solo 6 eventos en el 2013 a los 24 del pasado año, además de otros menores, y el volumen de negocio pasó de 1,7 a los 3 millones del 2019. «Subimos de 128.500 a 248.822 visitantes, con datos fidedignos este último año al utilizar cámaras de control», desgrana un director de Semana Verde asiduo del gimnasio, además de escritor en sus ratos libres, con publicaciones en Amazon en torno a temas legislativos y académicos.

En el ámbito de la gestión económica remarcó los actuales superávit en torno a 850.000 euros, frente a la primera deuda a afrontar de 450.000. «Ahora tenemos un colchón que nos permite pedir subvenciones, no adelantar préstamos para pagar a proveedores y una solvencia que nos permite abonarles en un período medio de solo 1,6 días», afirma.

«Semana Verde ya no lucha por sobrevivir sino por ser útil, un instrumento de promoción eficaz para los distintos sectores económicos, ya sea el agrícola o ganadero más tradicional a otros que hemos ido sumando como la energía, los autobuses o la caza y pesca», significa. Ahora se busca que la sociedad capitalice lo que ocurre en el recinto ferial. Y no solo se aprovecha la amplitud y excelente ubicación de Silleda, en el centro de Galicia, para organizar eventos sino que también se acometen otros en toda la comunidad, sumado el día a día con la Central Agropecuaria de Galicia, único mercado ganadero informatizado en nuestro país, cuya agrupación nacional, Asemga, preside Durán.

Detrás del giro de 360 grados destaca una plantilla de 19 personas muy cualificadas y con experiencia. Además apostaron por acudir a certámenes para darse a conocer. «Ahora miramos más para adelante que para atrás y para el futuro debemos ver lo hecho en estos seis años y valorar que no hemos llegado a ningún techo, con ferias creciendo o fructificando; no tenemos motivos para parar e incluso estamos ya limitados ya de espacio en algunos eventos como Semana Verde», argumenta. Un recinto que además acoge múltiples oposiciones al año, por donde pasaron 40.000 personas en el 2019.

Pero Durán también ostenta la presidencia de la Asociación Galega de Feiras e Eventos (Agafe). Y toca preguntar si hay saturación de recintos en Galicia. Contemporiza: «Cada recinto ferial tiene sus fortalezas y sus debilidades, que deben evaluarse para ver si son viables en el mundo actual y si deben continuar con el esfuerzo para encontrar su camino».

 

Mi primera experiencia profesional fue impartir clases particulares de Economía Política y de Derecho Administrativo en una academia de A Coruña que se llamaba Erasmus, que creo que ya ni existe.

Hay uno que leí en el 2017 que me marcó y me cambió, Psicología del éxito, de Mario Luna, de casi 1.200 páginas. Aborda cómo administrar el tiempo o el dinero y aprender a respetar tu cuerpo y tu mente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Semana Verde ya no lucha por sobrevivir»