La falta de agua en Lalín obliga al Concello a programar restricciones

Se hace un llamamiento a la población para que evite los riegos y modere el consumo


lalín / la voz

La falta de agua y el escaso caudal del río obliga en Lalín a restricciones y desde el Concello se hace un llamamiento a la población para que modere el consumo de agua. El edil de Medio Ambiente, Avelino Souto, apuntó que se está notando un descenso importante del nivel del río que «a pouco que bobeen as bomnas, o río deixa de ter o caudal ecolóxico e queda prácticamente seco polo que e necesario para o bombeo e temos que facer unha análise e restriccións para paliar o problema de cara a vindeiros anos».

Desde el Concello ya se adoptaron medidas de ahorro de agua que pasan por el cese del riego en parques y jardines y del baldeo y regado de las calles para su limpieza, Se pide la colaboración de los vecinos a los que les pide que eviten los riesgos en los jardines privados y que contribuya al ahorro de agua. Avelino Souto explicó que «pódese facer con pequenos xestos todos os días, pero máis nestes momentos de escasez como é por as lavadoras e os lavavaixelas coa carga completa, lavar os coches cando sexa extrictamente necesario e mellor con máquina e non coa mangueira correndo».

El jefe de servicio de la adjudicataria de suministro de agua lalinense, Celestino Fornos, de la empresa Espiña y Delfín, indicó que «a situación aínda non é grave como fi fai dou anos pero é conveniente ir tratando de facer un uso responsable. Las captaciones afectadas son las dos que suministran agua a los vecinos del casco urbano y del rural lalinense y que son las ubicadas en Catasós y en Botos, ambas en el río Asneiro. Celestino Fornos apunta que «non ven apenas auga pola presa» indicando que en estos momentos se van alternando los bombeos y la situación no es aún grave. Hace dos años, el problema se dio ya en agosto. Insiste en que la situación en este momento no es grave como en aquel momento. Apunta que «agora a auga está o nivel da presa e fai dou anos, en Catasós, estaba un metro por baixo». El consumo de agua en Lalín, en estos momentos, explicó el responsable de Espina y Delfín, es de unas 4.000 metros cúbicos de agua indicando que hace dos años y tras el llamamiento a la población este se redujo en unos 3.800 metros cúbicos al día.

Previsiones de posibilidad de chubascos a partir del próximo lunes

Celestino Fornos indicaba ayer que esperaba que lloviera pronto y el caudal se pudiese recuperar, al menos algo. Recordaba medio en broma que «sempre chove para as festas», aunque este año las previsiones, de momento son de sol. Si las predicciones de Aemet se cumplen, o al menos se mantienen, los deseos del encargado de Espina y Delfín también porque se anuncian lluvias a partir del lunes. Se esperan chubascos a partir de las 12.00 horas y para las siguientes jornadas las previsiones son también de algo de lluvia en una jornada de nubes y claros el martes. Para el miércoles se esperan lluvias más intensas con una bajada de las máximas a 23 grados frente a los 29 que se esperan el fin de semana y algo más de agua el jueves. Eso, si se mantienen las previsiones, porque van cambiando día a día.

En estudio una nueva captación que acabe con los frecuentes problemas de escasez

Estos últimos años la sequía y la falta de agua no es un problema nuevo en Lalín. De ahí que el grupo de gobierno busque ya una solución definitiva a este problema. En estos momentos, apuntó Souto Rozados, se está trabajando ya explicando que el alcalde, José Crespo, ya está llevando a cabo esa labor para buscar la forma de levar a cabo una captación nueva. Explicó que ya llamó a los técnicos de la Xunta y se están analizando distintas posibilidades indicando que no es fácil y que se trata «dunha inversión grande».

El concejal de Medio Ambiente insiste en que «hai que buscar unha solución» y que se trata de «unha medida necesaria» que el gobierno local tendrá que afrontar con un nuevo bombeo o otra alternativa que garantice este servicio básico a los vecinos.

Por su parte, Celestino Fornos, indicó que en Espina y Delfín el equipo busca fugas está trabajando a pleno rendimiento para encontrar la mayor cantidad de fugas de agua posible, a fin de acabar con ellas y conseguir también reducir el consumo.

En cuanto a las posibles opciones para una nueva captación apuntó que «a alternativa máis fácil sería ir o río de Vilatuxe» explicando que «será unha auga de mpoi boa calidad» . De momento, apunta Souto Rozados, todas las opciones están abiertas. Otra sería, comenta Fornos, ir a tomar el agua al río Deza. En estos momentos, a la espera de que llueva, es también vital la colaboración ciudadana para aunar esfuerzos, evitar el despilfarro del agua y conseguir reducir el consumo para evitar que se tenga que recurrir a cortes de agua. Celestino Fornos explicó que, de momento, de día se va recuperando el caudal, pero la situación es ya preocupante por la bajada de caudal del Asneiro que a veces impide ya el bombeo. El concejal de Medio Ambiente recuerda que el agua es un bien valioso pero escaso y apela a la ayuda de los vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de agua en Lalín obliga al Concello a programar restricciones