Desafíos en el regreso de Crespo Iglesias a la alcaldía de Lalín

El popular tiene cuatro años para intentar resolver situaciones que vienen de antiguo


lalín / la voz

José Crespo Iglesias tomará posesión como alcalde de Lalín el próximo sábado, tras ser refrendado en las urnas el 26 de mayo con una séptima mayoría absoluta. Tendrá por delante cuatro años en los que promete todo su esfuerzo «para ser mellor alcalde do que fun», con dedicación plena a las tareas municipales. Son muchos los retos que deberá afrontar en el mandato, y en buena medida, son cuestiones que vienen de antiguo pero que afronta con ambición. Un ejemplo es la extensión del saneamiento a lo largo de todo el municipio: el compromiso es que al menos el 75 % de la población pueda disponer del servicio en los próximos cuatro años.

Crespo puede propiciar una política directa para convertir en realidad ese reto, en el que busca implicar a otras administraciones y apunta la financiación de alrededor de 5 millones para esas tareas. Más difícil será conseguir su principal prioridad: la reducción del desempleo, porque sin competencias directas en la materia podrá actuar únicamente a través de medidas fiscales o urbanísticas, como la puesta a disposición de suelo industrial para empresas interesadas en instalarse en la capital dezana.

El futuro alcalde anuncia la adopción de medidas que en cierta manera suponen retrotraer Lalín al año 2015: cuestiones de impacto simbólico, como la retirada de la cancilla de la calle Principal para permitir la circulación también los fines de semana; y otras de mayor calado, como la reapertura del aula de la UNED, cuyo cierre fue una de las primeras medidas del gobierno que le había relevado hace cuatro años. Otras tareas emprendidas por el ejecutivo saliente tendrán continuidad si está en riesgo la pérdida de la inversión, como sucede con los 320.000 euros de la Praza da Vila. El gobierno entrante también revisará las obras de la estrategia Dusi para estudiar posibles cambios en varias de ellas. Retos para un político que vuelve a la alcaldía tras liderar cuatro años la oposición.

El compromiso de la gratuidad total del párking

El párking subterráneo de Lalín experimentó notables cambios durante el mandato: más allá del cambio de nombre, el ejecutivo en funciones concluyó su compra y reapertura. Desde su nueva puesta en funcionamiento, estableció períodos de gratuidad en fechas destacadas como Navidades, para extenderla finalmente al horario laboral de lunes y viernes, y finalmente también los sábados. Los populares fueron más allá en campaña y se comprometieron a aprobar la gratuidad total del estacionamiento en el aparcamiento, con el objetivo de favorecer a los negocios de Lalín. También se comprometen a estudiar la ampliación de la zona azul a nuevas calles, de acuerdo con vecinos y comerciantes.

Taxis

En el área de movilidad figura además la negociación con el colectivo de taxistas para la adopción de diferentes medidas que optimicen el servicio: desde la reubicación de la parada de la calle Colón a la adaptación del número de licencias a la ratio recomendable o la implantación de un servicio de 24 horas.

TRANSPORTE

El PP plantea también la negociación con la Xunta de Galicia de la incorporación de Lalín al plan de transporte metropolitano de Santiago para abaratar las tarifas de los viajes.

PMUS

El partido entrante aboga por analizar las propuestas del Plan de Movilidad Urbana y Sostenible de Lalín para evaluar su implantación efectiva.

Mejora de la Praza da Vila y calles del casco urbano

Una de las demandas para el nuevo mandato es modernizar el parque infantil de Praza da Vila. Con un proyecto adjudicado de 320.000 euros para su mejora, el gobierno entrante deberá analizar si la inversión es compatible con uno de sus proyectos-estrella en campaña: la Gran Praza, que multiplicaría el espacio público en esa zona. Están pendientes de ejecutar además mejoras en calles como Memorias dun Neno Labrego, Maruja Gutiérrez y Monte Faro.

PARQUES

Los populares se comprometen a instalar parques infantiles o biosaludables «máis aló do centro urbano e nos barrios da periferia nos que haxa demanda»

LIMPIEZA

El programa electoral incluye en uno de sus apartados la mejora de limpieza de calles para hacerlas más atractivas, con ampliación de mobiliario urbano para ese objetivo, desde papeleras hasta ceniceros.

Apertura al tráfico del SUE-4 y ornato de edificios

El PP se reencontrará a su vuelta al gobierno local con varios problemas que dejó en herencia al ejecutivo en funciones. Entre ellos figura la apertura al tráfico del SUE-4, al final de la calle Arenal, que pese a las gestiones realizadas todavía no ha podido abrirse al tráfico. Otro aspecto en que deberá continuar con la senda impulsada por el cuatripartito es instar a la conservación y dotación de medidas de seguridad en edificios a los que la crisis dejó sin acabar de construir.

LICENCIAS

Plantean agilizar la tramitación de las solicitudes de licencias de obra, en especial en las construcciones vinculadas al desarrollo de actividades económicas.

A ROMEA

Los populares comprometen para el nuevo mandato la ejecución de las obras de ampliación del cementerio de A Romea, y modificar el PXOM para impedir asentarse firmas altamente contaminantes.

Rebaja del peaje de la autopista AP-53

A SANTIAGO

El PP incluye un apartado para reclamar al Gobierno central la rebaja o supresión del peaje de la AP-53

A LUGO

Piden avances en la planificación de la autovía Pontevedra-Lalín-Lugo.

En el mandato que comienza la próxima semana se mantiene un clásico: la solicitud de rebaja del peaje de la autopista AP-53. Desde su apertura hace más de 15 años, no se ha logrado ni un solo avance en esa línea, pese a las reiteradas unanimidades de la corporación lalinense para demandar medidas en esa línea.

Extender el saneamiento a los lugares que lo demanden

AL 75 %

En el apartado del rural, los populares se marcan como objetivo para el mandato un plan de abastecimientos y saneamientos que permita dar servicio al menos al 75 % de población.

125 OBRAS

Junto a los objetivos generales, el PP incluyó en su programa electoral 125 obras y proyectos que se detallan para cada una de las parroquias. Saneamientos y asfaltados son mayoría en la lista.

El mantenimiento del rural es siempre una de las principales preocupaciones para quien rige el Concello de Lalín. La extensísima red viaria municipal dificulta tener las pistas en perfecto estado simultáneamente, y también mantener al día los desbroces en las distintas parroquias y aldeas requiere una ordenada planificación. Con la red de aguas municipal ampliamente extendida por numerosas parroquias del municipio, la principal carencia se refiere al saneamiento de los distintos lugares. José Crespo apunta que la dotación de este servicio será uno de los aspectos en que se trabajará durante el próximo mandato, así como en reponer instalaciones deterioradas como las depuradoras de Vilatuxe y Prado. El Concello dispondrá de en torno a cinco millones de fondos europeos para acometer estos alcantarillados.

El reto de mantener los 20.000 vecinos

Uno de los retos que tendrá el nuevo gobierno de Lalín es mantener la población por encima de los 20.000 habitantes para evitar la pérdida de la categoría. Fue ya un desafío para el actual ejecutivo, que desarrolló varias campañas de empadronamiento y logró mantener la población por encima de esa cifra e incluso alcanzar un cierto margen. Pero sigue siendo una espada de Damocles sobre Lalín. Con un saldo vegetativo negativo, una de las claves en el pasado para aumentar la población fue el empleo que ofrecían las industrias de la capital dezana, por lo que a principios de los años 2000 la fuerte presencia de inmigrantes permitió respirar con tranquilidad en este apartado.

La crisis hizo crecer el desempleo, y la población de llegada se volvió a sus países de origen. José Crespo sitúa ahora el paro como una de sus principales preocupaciones, y se fija como objetivo rebajar en medio millar los 1.130 desempleados actuales. Las carencias de suelo industrial, con la cuarta fase del polígono industrial Lalín 2000 sin avanzar, han estado en el centro del debate político durante todo este mandato. También la posibilidad de acometer un polígono para firmas con grandes necesidades de espacio: el alcalde en funciones planteaba la posibilidad de hacer un nuevo parque empresarial en Prado, mientras Crespo propone un estudio de necesidades para, en su caso, ejecutar una primera fase del polígono de Catasós, cerca de la AP-53.

IBI

El PP plantea la incorporación de Lalín al programa Doing Business de la Consellería de Economía, con una modificación del IBI con bonificaciones de hasta el 95 % para inmuebles urbanos en los que se desarrollen actividades económicas declaradas de especial interés.

VIVERO

Proponen potenciar el vivero de empresas de Lalín 2000, con implicación de AED y Diputación provincial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Desafíos en el regreso de Crespo Iglesias a la alcaldía de Lalín