Complementos y moda gallega con presencia estradense que saltan a EE. UU.

La firma Disorder comenzó su andadura este año con fabricación propia y ya comercializa en todo el territorio nacional


a estrada / la voz

A los amantes de la música seguro que la palabra británica Disorder les recuerda a la banda Joy División y su mítico tema del mismo título. Una canción incluida en su primer disco en 1978. Pero detrás de esas tres sílabas está un emprendedor, Guillermo Hermo, que junto a Nicolás Andión Rivadulla, de A Estrada, promovieron una empresa de complementos y moda masculina. Un proyecto surgido a principios de este año con fabricación casera que ya llama a las puertas de Estados Unidos, tras encontrar nicho de mercado en toda España.

La empresa está afincada en Vigo, con Guillermo Hermo, natural de Vigo, y su mujer Sonia Dieste en el proceso de diseño y producción, involucrándose también en el proyecto el abogado estradense Nicolás Andión, con despacho en la ciudad olívica. Todo comenzó a finales del 2014. Vinculado al mundo de la seguridad, Guillermo Hermo decidió dar un giro de 360 años en lo profesional y convertir su pasión por la moda, «especialmente los complementos», en profesión. Las pulseras confeccionadas para los amigos se convirtieron en el núcleo de su oferta comercial a través de la Red, con una tienda online ya operativa de forma plena el pasado abril.

«Empezamos con las pulseras pero pretendemos acercar a los clientes zapatos, cinturones, pañuelos,... todo lo que tenga que ver con complementos», explicó Guillermo Hermo, quien diseña las pulseras, las combinaciones de colores junto su mujer, fabricándolas en su propia casa en Cacheiras. También se encargaron de escoger las hormas, materiales y diseños para la colección recién sacada al mercado de zapatillas y calzado casual confeccionado en Toledo.

Buenos comienzos

Desde los primeros meses de funcionamiento «nos está yendo muy bien, aunque preferimos ir poco a poco, para digerir aquellos pasos que siempre se dan en falso cuando pones en marcha una iniciativa empresarial y ser capaces de aprender de ellos», explica Guillermo Hermo. En estos momentos se encuentran en plena fase de difusión de la marcha, con protagonismo para las redes sociales y también a través de familiares o amigos. Pero caminan a convertirse en fenómeno viral. Precisamente ese protagonismo en la Red les abrió las puertas para la exportación.

«Resultó todo un poco rocambolesco ya que recibí una llamada de un número muy largo y pensé que sería Hacienda; resultó ser una persona desde Chicago que sigue mi perfil en Instagram y se interesó por la distribución en Estados Unidos de nuestros productos, para venderlos en una cadena multimarca americana», explicó Guillermo Hermo. Sin arredrarse ante la posibilidad de saltar el charco e incrementar de forma exponencial la producción, este emprendedor se puso en contacto con un despacho de abogados de Vilagarcía encargado de asesorarle desde que gestó su proyecto. Y echó a andar la maquinaria, con contactos, entrevistas y esta semana se activó la web para comercializar Disorder en EE. UU.

Un mercado al que llegan después de numerosos trámites, desde los pagos a través de un banco americano a permisos de exportación. Pero Hermo tiene depositadas grandes expectativas en las ventas estadounidenses. «Hicimos un estudio de mercado que realmente ofreció unos resultados muy buenos y esperanzadores», recalcó. Eso sí, tocará trabajador duro, olvidarse de vacaciones e incrementar el estocaje. Pero Disorder, la propuesta de un cuñado vinculado al márketing que escuchaba la palabra en eventos y back stages promete poco desorden y mucho negocio.

Votación
0 votos

Complementos y moda gallega con presencia estradense que saltan a EE. UU.