Esperan la retirada de un ternero muerto en Gresande el viernes

El propietario, tras múltiples gestiones, teme más retraso por los festivos


lalín / la voz

No es raro que un ternero mura al nacer. Hay un servicio de recogida de cadáveres que si se atasca causa un problema de dimensión importante para el propietario, que paga ese seguro y tiene que sufrir la descomposición del animal en su explotación. A Jorge Peña Blanco de Ramil (Gresande) le llueve sobre mojado. Hace dos años, por un desajuste de otros, le decían que no tenía póliza y no le recogían un ternero de un día. Le costo cinco día la retirada, teniendo los recibos de pago.

Este viernes se repite la historia. El desajuste es otro. El viernes nació un ternero rubio grande. Murio por la tarde. El ganadero, que tiene varias cabezas de ganado rubio en el entorno de su casa, empezó un calvario de llamadas. Sus teléfonos respondían que no estaban operativos. En otros dos que le dieron en las cooperativa dejó sendos mensajes. «Era viernes e xa me quedei tranquilo pensando que virían o lunes», dice Peña. Pero no fue el caso y emprendió otra serie de llamadas a Agroseguro, a través de una veterinaria, y a través de su agente de seguros. A final le dicen que solo tienen las llamadas del lunes, que vendrán a recoger el ternero contando desde esa fecha (tiene un margen para hacerlo).

El dueño les dice que tiene las llamadas del viernes registradas pero no atienden su razones. Teme que se retrasen varios días y que entre la Semana Santa. «Preocúpame porque o animal empeza a cheirar e con este calor vai ir a peor». Tiene la res en un carretillo en un cubículo: «pronto non se vai aguantar». Siente impotencia. «Hai un servizo, estou o día no pago e non o retiran, qué queren que non cumpla a ley. Eu fago as cousas ben», dice cabreado, y queda a la espera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Esperan la retirada de un ternero muerto en Gresande el viernes