Simone Biles vuelve a sonreír para despedirse de Tokio con un bronce que sabe a oro

DEPORTES

LINDSEY WASSON | REUTERS

La americana logra su séptima medalla olímpica y se convierte en la gimnasta más laureada entre Juegos y Mundiales con 25 metales

03 ago 2021 . Actualizado a las 23:27 h.

Sonriendo y con la medalla de bronce en la barra de equilibrio. Así se despidió Simone Biles (Columbus, Ohio, Estados Unidos, 1997) de Tokio. Estos eran sus Juegos, estaban hechos para que ella fuera la gran figura. Pero su cabeza dijo no. «Me saltó un cable. Ha sido una semana muy larga, han sido cinco años muy largos», aseguró tras finalizar su paso por el Ariake Gymnastics Center. Que la cita se aplazase por un año fue un mazazo del que no logró reponerse.

Aún así, la estrella americana regresó a la competición contra todo pronóstico, justo a tiempo para convertirse en la gimnasta más laureada de todos los tiempos entre Juegos y Mundiales, entre los que suma 25 metales, superando a la rusa Svetlana Jórkina. «No esperaba irme con una medalla. Solo subirme encima de la barra ha significado un mundo para mí. Ahora, solo quiero volver a casa, de verdad», replicó una voz que ha puesto encima de la mesa la importancia de la salud mental: «Realmente no sé cómo me siento en este momento. Solo quiero centrarme en mí misma. Debo estar bien con lo que ha pasado estos días. He salido a competir por mí misma, no por nadie, y me daba igual lo que pasase».

Aunque comenzó con nervios y con gesto serio, completó a la perfección su actuación, finalizándola con un doble carpado en lugar de la salida con pirueta que utilizaba hasta ahora. Cayó a la perfección, estiró los brazos y ahí sí brotó la primera gran sonrisa de jornada. Biles necesitaba que las cosas volvieran a salir como siempre. A pesar de la gesta, la de Columbus no pudo superar a las jóvenes chinas, Chenchen Guan, de 16 años, y Xijing Tang, de 18, que se colgaron el oro y la plata respectivamente. Ni así dudó en reconocerles el éxito logrado y darles un abrazo. Un gesto que muestra el talante de la considerada mejor gimnasta de la historia.