Otro Numancia en Riazor

DEPORTES

Jugadores del Compostela y del Racing analizan al próximo rival del Deportivo, reactivado tras el cambio de técnico para no volver a perder lejos de Los Pajaritos

14 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Mediada la primera fase, el Numancia tenía más cerca las plazas que aseguraban el descenso que las del posible retorno a Segunda División. A Mandiola no le respaldaban los resultados ni el rendimiento de un plantel confeccionado con el único objetivo de recuperar de inmediato la categoría perdida. El mayor lastre estaba en los encuentros lejos de Los Pajaritos: cuatro duelos y dos puntos de botín. En la quinta cita, disputada en Luanco, el técnico agotó el crédito con otra derrota que precipitó su relevo y una alteración en los registros del equipo. El club optó por la promoción interna y decidió que fuera el segundo entrenador, Álex Huerta, quien asumiese el control. Con él, el Numancia no ha regresado de vacío de ninguno de sus viajes, lleva diez goles en los últimos tres partidos y ha hecho pleno de triunfos en la segunda fase de la competición.

Las víctimas recientes son el Compos y el Racing y futbolistas de ambos conjuntos analizan los recursos que enfrentaron en sus choques con el próximo visitante de Riazor. Pablo Antas, centrocampista de los santiagueses, ha superado además los tres cursos que dan acceso al título de entrenador nacional. Quique Fornos, central de los ferrolanos, está a solo unos meses de completar esta formación. Entre ambos retratan a un adversario difícil de batir, que transita rápido y no se complica con balón.

transición defensiva

«Es difícil pillarlos a la contra porque se protegen bien»

Las pérdidas no parecen penalizar en exceso a los sorianos, acostumbrados a desplegarse sobre una red de seguridad. «Es difícil pillarlos a la contra porque se protegen bien», explica Antas, señalando que «ni siquiera cuando nosotros dejábamos poca gente descolgada ellos reducían la cantidad de jugadores por detrás del balón».