Otro Numancia en Riazor

Jugadores del Compostela y del Racing analizan al próximo rival del Deportivo, reactivado tras el cambio de técnico para no volver a perder lejos de Los Pajaritos


Mediada la primera fase, el Numancia tenía más cerca las plazas que aseguraban el descenso que las del posible retorno a Segunda División. A Mandiola no le respaldaban los resultados ni el rendimiento de un plantel confeccionado con el único objetivo de recuperar de inmediato la categoría perdida. El mayor lastre estaba en los encuentros lejos de Los Pajaritos: cuatro duelos y dos puntos de botín. En la quinta cita, disputada en Luanco, el técnico agotó el crédito con otra derrota que precipitó su relevo y una alteración en los registros del equipo. El club optó por la promoción interna y decidió que fuera el segundo entrenador, Álex Huerta, quien asumiese el control. Con él, el Numancia no ha regresado de vacío de ninguno de sus viajes, lleva diez goles en los últimos tres partidos y ha hecho pleno de triunfos en la segunda fase de la competición.

Las víctimas recientes son el Compos y el Racing y futbolistas de ambos conjuntos analizan los recursos que enfrentaron en sus choques con el próximo visitante de Riazor. Pablo Antas, centrocampista de los santiagueses, ha superado además los tres cursos que dan acceso al título de entrenador nacional. Quique Fornos, central de los ferrolanos, está a solo unos meses de completar esta formación. Entre ambos retratan a un adversario difícil de batir, que transita rápido y no se complica con balón.

transición defensiva

«Es difícil pillarlos a la contra porque se protegen bien»

Las pérdidas no parecen penalizar en exceso a los sorianos, acostumbrados a desplegarse sobre una red de seguridad. «Es difícil pillarlos a la contra porque se protegen bien», explica Antas, señalando que «ni siquiera cuando nosotros dejábamos poca gente descolgada ellos reducían la cantidad de jugadores por detrás del balón».

El acceso inmediato al campo rojillo aún se complica más si los e Huerta se adelantan en el marcador. «Ahí reducen al mínimo los riesgos y se acentúan las vigilancias, a nosotros no nos dieron opción de transitar rápido», detalla Fornos.

fase defensiva

«En bloque plegado y muy intensos en los duelos»

Una vez asentada, no es fácil encontrar resquicios en la estructura defensiva castellana. «Se colocan en bloque plegado o replegado, divididos en tres líneas juntas, sobre un 4-4-2, y son muy intensos en los duelos», apunta el centrocampista del Compos. El zaguero del Racing apreció lo mismo: «Apenas dejan espacio entre líneas, van bien frente a balones frontales, con el doble pivote pendiente de los rechaces, y si sufren algo es ante centros laterales».

transición ofensiva

«Si recuperan, no se complican y buscan a Menudo»

«Es un equipo que no sufre si no tiene el balón y cuando lo recupera no se complica. Suelen buscar rápido a Menudo, que actúa de mediapunta y es quien distribuye», analiza Fornos, incidiendo en que «si se les presiona tras pérdida se van a deshacer de la pelota, pero siempre intentando darle sentido, o hacia la espalda del lateral contrario o hacia el delantero para que la baje e iniciar jugada». «Cuando roban en su campo apenas recurren al pase en corto para atraer jugadores; si lo necesitan, recurren al portero para que golpee en largo», añade Antas.

fase ofensiva

«Bastantes cambios de orientación y juego por banda»

Si el Numancia debe tratar de progresar frente a un rival organizado, la rutina varía poco, como resume Fornos: «Emplean bastante los cambios de orientación y buscan el juego por banda para que se produzca el centro al área, donde Asier o Gabarre van muy bien por arriba. Cualquiera de los dos, actuando como único punta, les da salida también de forma directa».

Un recurso que detalla Antas: «Si buscan al delantero para que dispute, Moha y Tamayo, que son extremos que actúan a pie cambiado, cortan a la espalda de la defensa por si hay prolongación; Menudo y los dos centrocampistas son los que acuden para recoger el balón de frente». El del Compos menciona otro elemento a tener en cuenta: «Su lateral izquierdo, Aguirre, me parece de los mejores de la categoría. Con mucha proyección ofensiva y capaz de sacar buenos centros».

balón parado

«Buenos rematadores y un especialista para lanzar»

El defensa del Racing comenta otra de las principales armas sorianas: «A balón parado son muy peligrosos, tienen buenos rematadores, como Asier Benito, Castro, Gabarre o Borja López, y además, a Menudo, un especialista para el lanzamiento».

El coronavirus afectó al grupo y ahora le priva de un fijo en el once

Entre finales de enero y principios de febrero de este año, el Numancia vio aplazados varios de sus encuentros por un brote de coronavirus que afectó a la plantilla soriana. Hasta nueve integrantes del equipo dieron positivo y tuvieron que aislarse, aunque ninguno sufrió problemas graves derivados de la enfermedad. El lastre a nivel deportivo fue importante porque obligó al próximo rival del Deportivo a disputar cinco encuentros en quince días. El saldo: una victoria, dos empates y dos derrotas que convirtieron en imposible el acceso a las tres primeras plazas para disputar el ascenso.

Aunque el momento crítico quedó atrás hace tiempo, el Numancia se ha vuelto a ver directamente afectado por la pandemia y uno de los fijos en el once de Álex Huerta no podrá estar en Riazor. El centrocampista Fran Manzanara ya se perdió el duelo ante el Racing por culpa del coronavirus. También lo hizo el defensa Sillero, aunque no se trata de un titular habitual y podría estar recuperado para la cita del domingo.

Encuentro para el que los visitantes tienen las dudas de Ronald y de Borja San Emeterio, que arrastran problemas físicos y cuya presencia en el choque dependerá de la evolución en los entrenamientos que el plantel retomará hoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Otro Numancia en Riazor