Infantino no escapa de las sospechas de corrupción

El máximo responsable del fútbol mundial se enfrenta a un proceso penal por un supuesto pacto con el fiscal que debía investigar el FIFA Gate


Acorralada desde los tiempos de Joseph Blatter por diferentes casos de corrupción, un nuevo frente se abre ahora ante la FIFA después de que el fiscal federal extraordinario de Suiza, Stefan Keller, haya incoado en las últimas horas un proceso penal contra el presidente del fútbol mundial, Gianni Infantino, y el primer fiscal del cantón helvético de Haut-Valais, Rinaldo Arnold, por «abuso de autoridad», «violación del secreto de función» y «obstaculización de la acción penal».

Este anuncio llega una semana después de la dimisión del responsable de la Fiscalía suiza, Michael Lauber, cuestionado por su gestión del FIFA Gate y sospechoso de pactar con Infantino. Ambos se encontraron en varias ocasiones en el 2016 y el 2017 y levantaron dudas sobre un hipotético acuerdo.

Keller, nombrado a finales de junio para examinar las denuncias penales presentadas contra Lauber e Infantino, pidió que se levantara la inmunidad al primero para poder iniciar un proceso contra él. Concluyó que «existen elementos constitutivos de un comportamiento objetable» tras uno de los encuentros entre Lauber, el presidente de la FIFA y Arnold.

La FIFA anunció el jueves que tomaba nota de la decisión y aseguró que su presidente sigue a la disposición de las autoridades suizas y va a «cooperar plenamente en esta investigación, como siempre» ha hecho, explicó en un comunicado.

La FIFA nunca ha desmentido los encuentros entre Infantino y Lauber, explicando que estaban destinados a mostrar que el organismo más importante del fútbol mundial estaba «dispuesta a colaborar con la justicia suiza». «Encontrarse con el fiscal general suizo es totalmente legítimo y perfectamente legal», insiste ahora la FIFA, citando a su presidencia. Los encuentros generaron en cualquier caso sospechas sobre una potencial colusión entre la FIFA y la justicia suiza.

El 'FIFA Gate' comenzó con la redada de la policía de Zúrich contra responsables de la FIFA en el hotel Baur au Lac en 2015. En esa fecha, la organización estaba presidida por Joseph Blatter. Unas 45 personas fueron inculpadas hasta el momento por la justicia estadounidense en el marco del caso, que puso al descubierto un vasto sistema de corrupción. En Suiza, más de una veintena de procesos relacionados con la FIFA se han abierto en los últimos cinco años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Infantino no escapa de las sospechas de corrupción