El Lugo remonta en Santander a fuego lento

Los lucenses vencen al Racing en un partido marcado por la expulsión del racinguista Manu y un gol de Pita que concedió el árbitro tras consultar el VAR

El Hacen celebrando el primer gol del Lugo en Santander
El Hacen celebrando el primer gol del Lugo en Santander

lugo / la voz

El Lugo salió de los puestos de descenso tras vencer en Santander al Racing por 1-2 en un partido que se decidió por dos detalles en la segunda parte: una expulsión por doble amarilla del racinguista Manu y el posterior gol de El Hacen al saque de la falta (minuto 57); y un gol de Pita en el minuto 70 (solo llevaba cuatro en el campo) que tuvo suspense al ser revisado por el árbitro por indicaciones del colegiado del VAR.

La victoria fue lo único positivo para los rojiblancos en un encuentro en el que el Lugo en pocos momentos tuvo el control del juego y, especialmente, en la primera parte, donde se vio sorprendido por un Racing de Santander bien plantado en el campo y con las ideas claras. Los jugadores de Oltra salieron al campo con la lección bien aprendida mientras que los del Lugo no supieron leer tan rápido el encuentro.

El Racing comenzó con una presión alta a la salida de balón de los lucenses para, a su vez, cuando recuperaba la pelota, salir en largo a los espacios, especialmente por la banda derecha, donde Nando fue una pesadilla para Kravets y la defensa rojiblanca. Además, la intensidad de los racinguistas (buena prueba es que acumularon tres amarillas en 45 minutos) fueron suficientes para anular el intento de juego combinativo del Lugo.

Este planteamiento tan básico pero efectivo del equipo de Oltra tuvo premio, cuando en el minuto 12 el veterano Cejudo marcaba un golazo tras un fallo en cadena de la defensa lucense, incluido el mal despeje de Grau. El partido para los rojiblancos se ponía más cuesta arriba. Buena prueba de que no funcionaban los jugadores de Curro Torres es que en toda la primera parte solo realizaron un disparo entre los tres palos del portero Luca Zidane: fue El Hacen en el minuto 37.

Buen inicio de segunda parte

En la segunda parte los lucenses salieron con otra actitud, abriendo el campo por ambas bandas, buscando, en parte, lo que finalmente consiguieron: intentar que los defensas racinguistas con amarilla recibiesen la segunda cartulina y la expulsión. Pudo recibirla Olaortúa en dos ocasiones, pero al final el árbitro no pasó la falta de Manu Hernando a un activo Gerard Valentín por la banda derecha. Al saque de la falta El Hacen marcaba de cabeza libre de marca.

Los lucenses ganaron 1-2 en Santander
Los lucenses ganaron 1-2 en Santander

Era el escenario perfecto y era cuestión de tiempo que el Lugo aprovechase los problemas de los racinguistas. Cinco minutos después un disparo de Jaime Seoane, en un mano a mano con Zidane, acabó en el palo. Curro Torres supo interpretar el momento del partido y realizó un cambio para ganar el partido, quitando al lateral Campabadal y metiendo a Pita, que además de aportar pase y disparo, sabe moverse en balones divididos y en segundas jugadas. Y fue así, en un barullo en el área del Racing como el capitán rojiblanco marcaba un tanto que en principio no fue concedido por el colegiado, por fuera de juego, pero que tras consultar por advertencia del VAR, concedió el gol al haber recibido el lucense el balón del racinguista Jordi Figueras.

No supo cerrar el partido

El Lugo se ponía por delante con un juego a fuego lento pero sin estar cómodo en ningún momento del partido. Hasta el punto de que los lucenses no fueron capaces de dormir el encuentro teniendo superioridad numérica. Los racinguistas, a pesar de estar con diez, generaron problemas a los rojiblancos, con alguna ocasión que pudo acabar en empate. Incluso, los juzgadores de Curros Torres concedieron saques de banda y faltas que permitieron a los de Oltra albergar alguna esperanza de empate.

Pero esa casta de los locales no fue suficiente para doblegar a los lucenses, que con esta victoria sacan adelante la primera de las once finales que le quedan hasta el final de temporada y hunde a un rival directo. El Lugo suma su sexto partido seguido sin perder y recibe el martes al Zaragoza (19.30 horas).

 

Las numerosas interrupciones beneficiaron al equipo de Torres

Las nuevas normas que se aplican en la reanudación de la temporada de fútbol tras el parón por el coronavirus pueden marcar el desenlace de los encuentros y, especialmente, en las segundas partes. Al poder realizarse cinco cambios por equipo y una pausa de un minuto para la hidratación de los jugadores, estas interrupciones pueden influir en las dinámicas del encuentro y detener buenas rachas de juegos de algún equipo.

Ayer, el Lugo se aprovechó de esta situación cuando sus jugadores no supieron dormir el partido y apostar para sentenciar el encuentro con el 1-3. Las continuas paradas en el juego benefició a los lucenses, llegándose a disputar pocos minutos en la parte final del partido. Oltra agotó los cinco cambios del Racing y Curro Torres usó cuatro, que junto con la pausa para la hidratación (en el minuto 80) —y que los entrenadores aprovechan como si fuese un tiempo muerto de baloncesto—, la consulta del árbitro para la revisión del gol tras advertencia del VAR y las lesiones llevaron el partido hasta pasado el minuto 96.

Los lucenses salen del descenso, a la espera de lo que hagan este domingo Dépor y Albacete

La parte baja de la Segunda División se aprieta con la victoria del Lugo y a la vez despeja una de las cuatro plazas que bajarán a Segunda B. El Lugo termina el sábado en décimo séptima posición, con 37 puntos, superando al Oviedo, que jugó el viernes, con 36. En descenso quedan el Racing con 28 y el Extremadura con 32, que ya jugaron sus encuentros, y con 35 el Deportivo y el Albacete, que juegan en su campo este domingo contra el Sporting y el Almería, respectivamente. Si vencen, el Lugo volvería a los puestos de descenso, pero si los coruñeses y los manchegos pinchan, el Lugo afrontaría el partido del martes en el Ángel Carro contra el Zaragoza fuera del descenso.

El Lugo consiguió ayer retomar la buena racha con la que dejó la temporada a inicios de marzo, y suma ya seis partidos sin perder. Las cuentas de los rojiblancos pasan por intentar alcanzar los 50 puntos, que podrían dar la salvación, lo que supone al menos ganar cuatro.

Torres reconoce que sufrieron a pesar de jugar con uno más

suso varela
Curro Torres dando indicaciones en El Sardinero
Curro Torres dando indicaciones en El Sardinero

El técnico lucense afirma que hizo correcciones en el descanso que favorecieron que el equipo saliese mejor en la segunda parte

El entrenador del Lugo, Curro Torres, fue un claro en la valoración del partido, señalando que tras una primera parte que calificó de igualada, «tuve que corregir cosas en el descanso e hicimos una buena segunda parte». Eso sí, el técnico lucense no se mostró contento por cómo sus jugadores afrontaron los últimos diez minutos del partido: «No fuimos capaces de manejar el final y hemos sufrido más de la cuenta».

Los jugadores del Lugo, a pesar de ir ganando y tener superioridad numérica en el campo, pasaron apuros y no controlaron el balón, que según el técnico lucense era la intención que buscaba con los cambios de la segunda parte.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Lugo remonta en Santander a fuego lento