El Leyma, el Breogán y el Uni Ferrol ya tienen el protocolo para volver a entrenar

El plan de la FEB, que aún debe decidir si se compite, fija la realización de dos test, que los jugadores no compartan balón y la prohibición de los banquillos


A Coruña

La Liga LEB está cada vez más próxima a volver. Y con ella la disputa de los play offs de ascenso, en los que dos equipos gallegos, Leyma Coruña y Breogán de Lugo, pelearán por una plaza de ascenso a la ACB con otros seis equipos. El área médica de la Federación Española de Baloncesto (FEB) ya ha elaborado un protocolo de vuelta a los entrenamientos con el que guiar a los distintos equipos hacia la competición. La Federación había anunciado una decisión de si se competirá antes del lunes. Teniendo en cuenta que los parámetros de control de la pandemia han mejorado desde la última reunión, no habría razón para cancelar el regreso, que incluye pla offs exprés con la presencia de Leyma, Breogán y Universitario Ferrrol.

fase 0

Realización de test

Previo a la vuelta a los entrenamientos, el protocolo establece que cada club debe «indagar el entorno familiar y social del jugador para limitar el riesgo», además de la realización de los pertinentes reconocimientos médicos (el Leyma Coruña los hizo esta semana). Asimismo, cada equipo debe acreditar ante la FEB la realización de «dos test diagnósticos de RT-PCR y de serología de anticuerpos» de todo el personal «a desplazar a la sede de competición». El primero deberá realizarse «7 días antes del inicio de la competición» y el segundo «3 días antes de la reanudación». Los positivos serán derivados a las autoridades sanitarias y serán aislados del grupo.

Entrenamientos

Prohibido compartir balón y evitar el contacto físico

La vuelta a los entrenamientos, autorizada por el Gobierno en la fase 2 de desescalada, será con unas medidas muy estrictas. Cada jugador tendrá su toalla y su botella, no podrán pasarse el balón (ni compartirlo para hacer lanzamientos) y no podrán chocarse las manos ni abrazarse, evitando siempre el contacto físico. Al terminar la sesión deberán dirigirse inmediatamente a la salida del pabellón.

Normas sanitarias

Control de acceso y de movilidad

El protocolo establece que es necesario pautar todas las sesiones, delimitando «las áreas mínimas de trabajo» y tratando de que acuda a la instalación «el mínimo de personal» posible. Además, deben establecerse tanto «horarios» como «circuitos de acceso, movilidad interior y sentido en todas las dependencias para evitar aglomeraciones». Unas medidas de seguridad que comenzarán desde la entrada, con la toma de temperatura permanente y «la higiene de calzado».

Adiós a los banquillos

El plan también recoge que los banquillos sean sustituidos por «sillas distanciadas 5 metros entre sí en las pistas». «En ningún caso se sentará en el suelo», advierten. Además, todo el material, incluidos los balones, deben desinfectarse «antes y después de cada uso» y «los jugadores deben lavarse las manos» tras el entrenamiento con balón y antes y después de acudir al gimnasio. Asimismo, deben usar geles tras cada ejercicio.

Sesión de vídeo telemática

El protocolo recomienda que el trabajo de vídeo se realice de forma telemática aprovechando la tecnología; mientras que las reuniones del equipo deben realizarse en salas amplias, previamente desinfectadas y que permitan el distanciamiento social entre los asistentes. En cuanto a los vestuarios, se recomienda su no utilización hasta las últimas fases, momento en el que también se deberán guardar los pertinentes dos metros de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Leyma, el Breogán y el Uni Ferrol ya tienen el protocolo para volver a entrenar