Ariete de hielo, una prórroga eléctrica y al fondo la Santa Compaña


Si querían vender espectáculo con esta final, esperemos que hayan cobrado por adelantado y por el tiempo añadido. Morata y Thomas tuvieron las únicas para el Atlético en tiempo reglamentario. Sin Bale ni Benzema, lo mejor en ataque del Madrid fueron una escapada de Luka Jovic y un balón que puso en la testa de Valverde. Qué frialdad supina transmite el serbio. Quizá haber nacido en un pueblo -Batar- de solo 105 casas o haber tenido el espejo de su hermana, combatiendo con éxito una leucemia, le han dejado a Jovic esa cara de milicia del hielo: «Mi sueño era jugar marcarle al Partizan en el Derby Eterno». Debutó con el Estrella Roja en el minuto 73 de la última jornada. Perdían 3-2. Necesitaban puntuar para que el Partizan, que cumplía con lo suyo, no se llevase la liga. Jovic marcó a los tres minutos de entrar y, además del título, se convirtió en el goleador más joven de la historia del club. En este otro derbi, le faltó convertir esa fuga para emular los vídeos de Ronaldo Nazario que grababa en VHS. Ni se inmutó. Zidane lo mandó a la caseta antes del final.

Vinieron una prórroga eléctrica -pareció de otro partido- y los penaltis. Hubo un campeón, pudo haber otro. La Supercopa que Rubiales subastó a un lugar siniestro, más que un ganador, deja un vencido. «No se ha liado nada en Barcelona», despachó el seleccionador, Luis Enrique, cuestionado al descanso por el circo que la dirección deportiva culé alimentó desde que el equipo quedó apeado de la final. Para no liarse nada, tras retransmitir sus reuniones con Xavi Hernández, al que llegaron a perseguir con la vista desde un palco mientras su equipo jugaba, y la invitación posterior a Koeman, frustrado el envite inicial, lo que ha dejado claro Abidal es que Valverde -Ernesto, no Fede- ya solo podría encabezar la Santa Compaña.

Qué paradoja de Valverdes. A Fede, habiéndolo echado, sale reforzado. A Ernesto, manteniéndolo, lo han liquidado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ariete de hielo, una prórroga eléctrica y al fondo la Santa Compaña