Argentinos, aprendamos a disfrutar de Messi

El periodista argentino Juan Pablo Pérez Arce analiza la relación de su país con el astro del Barcelona


Una nueva oportunidad. Una nueva revancha. Una nueva posibilidad para que Lionel Messi se saque la sangre del ojo y para que la sequía de títulos que carga la selección mayor finalmente se rompa. ¿Y qué mejor escenario para hacerlo que en Brasil? El regreso de Messi al combinado nacional para disputar esta nueva edición de la Copa América renueva las esperanzas de millones de argentinos, a pesar de que, inexplicablemente, algunos continúan cuestionando al jugador del Barcelona.

Durante los últimos años, el bucle de críticas, del que fueron víctima tanto Messi, sobre todo, como tantos otros jugadores que pasaron por la selección resultaron constantes. Que el «club de amigos», que son unos «pecho frío», que «que se queden en Europa», saturaron las redes sociales y los medios de comunicación.

En vez de intentar llevar calma a la sociedad y de resaltar los logros, se cuestionan. Sí, porque haber jugado tres finales consecutivas también es un logro. Sí, también es cierto que se perdieron las tres. Una sobre el final del tiempo suplementario y dos por penales. Pero de eso no nos acordamos. Nos focalizamos solo en el resultado final. «¿Tiene que seguir Messi en la selección?» Las críticas, casi siempre, sobre el 10. Parece que su renuncia, en el 2016, después de la caída en la final de la Copa América de Estados Unidos frente a Chile, generó que a muchos les saltara la ficha (espabilaran). El «¿tiene que seguir Messi en la selección?» se transformó en un «¿qué será de la selección sin Messi?» Las campañas para que el astro volviera se hicieron virales, dejando en claro, de esta manera, que sus detractores son los menos, como le dijo el propio Messi a su uno de sus hijos cuando este le preguntó «¿por qué en Argentina te matan?».

El tema pasa por caerle siempre a Messi. Claro que puede tener un mal partido. ¿Por qué no? De ahí a matarlo por eso… Si viene, porque viene. Si se queda en Barcelona, porque se queda en Barcelona. Te puede gustar más o menos. Podés ser más o menos fanático. Pero la realidad es que hay que reconocerlo, hay que destacarlo, hay que, al menos, intentar disfrutarlo. Porque es de los mejores jugadores de todos los tiempos. Ahí, otra cosa. La discusión, ¿Maradona o Messi? ¡¿Por qué?! Argentina tiene el privilegio de contar con tres de los mejores de todos los tiempos. Sumemos a Di Stéfano, claro. Pero no. Nos ponemos a discutir y a querer elegir entre uno u otro. En lugar de disfrutarlos a todos por igual. Es más fuerte que nosotros. Está en nuestro ADN, es parte de nuestra idiosincrasia. Si ganas, sos el mejor. Si perdés, el peor.

Juan Pablo Pérez Arce, periodista argentino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Argentinos, aprendamos a disfrutar de Messi