El Leyma, a remar a contracorriente

Viaja a Cáceres asumiendo el lastre de las ausencias por lesión y con el objetivo de salir de la zona baja de la tabla de la LEB Oro


La Voz

El Leyma envía a los suyos a luchar contra los elementos. No son la Armada Invencible, pero la moral con la que el equipo naranja viajó a Cáceres para enfrentarse al equipo extremeño desde las nueve de la noche del viernes bien sería comparable.

Tanto es así, que el entrenador Gustavo Aranzana ya incluso evita acudir a la coartada de los lesionados antes de afrontar un duelo contra un actual rival directo por salir de la zona baja de la clasificación. «Nosotros después de Bilbao hemos sacado conclusiones. Fue nuestro mejor partido defensivo. Esa es la línea de crecimiento. El equipo debe adaptarse a los nuevos roles. No quiero hablar de los que no están, pero debemos mantener esa línea de consistencia y solidez», analizó.

También señaló el camino de la victoria, y cree que el Leyma debe «mejorar transiciones, ritmo y equilibrio entre juego interior y exterior». «Si somos capaces de dominar los tableros y los espacios donde hacen daño, como los bloqueos indirectos, podremos tener opciones. Hay que mejorar rápido las pérdidas de balón y la falta de circulación», afirmó. «No tenemos ansiedad ni frustración porque sabemos que estoy es muy largo, que estamos mejorando y que debemos hacer un partido muy serio», dijo.

Aranzana advirtió que «el Cáceres en su casa juega con mucha intensidad, con situaciones de tiradores y salidas, juego exterior, mucho ritmo. Es superpeligroso en el paso de defensa a ataque. Tiene buenos tiradores como Parejo y Rakocevic, al ritmo que impone Corrales. Serrano y Jenson son dos interiores con muchos centímetros, que intimidan».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Leyma, a remar a contracorriente