La final de todos

Manuel Mosquera

DEPORTES

11 abr 2020 . Actualizado a las 11:49 h.

Después de unas semifinales emocionantes ya tenemos la gran final del Mundial. Franceses y croatas, de forma justa y merecida, han logrado optar al premio mayor que es convertirse en campeón del mundo de selecciones y llevar a sus países a la gloria más alta en este deporte.

Bien es cierto que las dos selecciones apeadas en semifinales, Inglaterra y Bélgica, hubieran sido dignas finalistas también, su Mundial ha sido muy bueno y los segundos lo rubricaron ayer con un tercer puesto a la altura de su gran papel en el campeonato.

Pero me gustaría pararme a reflexionar acerca de los dos finalistas. Se puede decir que Francia representa al grupo de favoritos, a todas aquellas selecciones que estaban destinadas a ganar este Mundial y que han ido cayendo de forma desigual desde la primera fase, y Croacia es la que lleva el estandarte de aquellas selecciones que partían sin favoritismo previo, esas con las que nadie contaba pero que sí han competido con dignidad, con más o menos suerte. El fútbol una vez más lo iguala todo, y los caminos del Mundial han querido llevar hasta la mismísima final a una de ellas.