París está que arde


Los cuatro mosqueteros: Toto Brugnon, Jean Borotra, Henri Cachet y René Lacoste son los culpables de que la próxima semana París sea una fiesta. Roland Garrros ?nombre de un aviador francés que falleció en la guerra en 1918? es el estadio donde los mosqueteros defendieron por primera vez la Copa Davis y ese histórico lugar es donde otro mosquetero, Rafael Nadal, va en busca de su undécimo título. Nadie aparece en los papeles como un posible verdugo en el camino hacia la final del español, ya que la mayoría de sus contrincantes más peligrosos ?Thiem, Zverev y Djokovic? están del otro lado del cuadro. La vida te da sorpresas, pero en canchas de tierra y al mejor de cinco sets, el récord de Nadal ? 79 victorias y 2 derrotas? no deja mucho margen para la imaginación.

La final es un partido y, en el lenguaje del fútbol, «puede pasar cualquier cosa», pero en el tenis no es así. Las condiciones, el juego más lento, los puntos largos, la tenacidad física y mental, sumadas a una voluntad prestigiosa y apabullante hacen del español el favorito por amplio margen. El partido de cuartos de final ?si todo va bien? entre Thiem y Zverev, puede ser una de las grandes atracciones del torneo debido a la necesidad de nuevas figuras y ellos representan sobre tierra una mínima amenaza para Rafael Nadal.

Zverev aún no ha confirmado su potencial en los grandes, pero es cuestión de tiempo. ¿Cuándo? Nadal tiene la respuesta: «Si no juega bien en los Grand Slam en los próximos dos años puedes venir y decirme que no sé nada de tenis».

Djokovic fue el único que por su manera de jugar le complicó la vida al español, pero esos días están en el recuerdo y a pesar de jugar con ropa Lacoste y estar en deuda moral con esa compañía ?después del contrato comenzó su incomprensible descenso_ no creo que llegue al último día. 

Si la final es entre Nadal y Zverev, el encuentro va a ser muy emotivo y el público puede estar dividido, pero si tengo que arriesgar una opinión no lo dudo; a Rafa le gustan las frutas no tan maduras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

París está que arde