El nuevo orden de Zidane

Óscar Bellot | Colpisa

DEPORTES

CHRISTOF STACHE

El triunfo en Múnich ratifica el cambio de guardia en el Madrid, con la entrada de Asensio y Lucas, y el ocaso de un tridente del que solo sobrevive Cristiano

27 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Demolido el antiguo régimen, un nuevo orden emerge en el Real Madrid. Lucas Vázquez y Marco Asensio, con sus actuaciones en el Allianz Arena, confirmaron que la BBC es ya cosa del pasado y que el futuro del doce veces rey de Europa pasa por sus botas y las de Cristiano Ronaldo, al margen de la posibles incorporaciones que puedan llegar en verano, con Neymar y Salah como objetos de deseo.

Reveladora la imagen del banquillo en el feudo muniqués, con el desenchufado Bale asistiendo impasible a un nuevo zarpazo merengue ante el Bayern y Benzema más animoso aunque postergado como el galés en otra cita de postín, mientras el gallego y el balear se lucían frente al planeta futbolístico. La suplencia del francés, que luego entró por Carvajal, era el último paso que le faltaba por dar a Zinedine Zidane para sellar el inicio de una nueva era en el conjunto de Chamartín. Ya había sucedido en la vuelta de cuartos ante la Juventus, pero en el templo alemán se ratificó, por contra, el cambio de guardia.

Lucas, 8 goles y 18 asistencias

Titular Lucas Vázquez, el percance en el hombro izquierdo de Isco, que complica su concurso en una vuelta que se perderá también Carvajal por un problema en el muslo, dio paso a Asensio, que ya se había graduado con honores el pasado curso en tierras bávaras. Un cambio providencial, puesto marcó el tanto de la victoria que deja al vigente campeón más cerca de la final de Kiev. Un gol que nació de la presión de Lucas Vázquez, clave para propiciar el error de Rafinha que permitió a Asensio recuperar el esférico para lanzar una contra mortal junto al extremo de Curtis.