La élite gallega se gesta en el CGTD

Mas de 150 deportistas y 18 técnicos entrenan con los campeones del futuro


pontevedra / LA Voz

En el Centro Galego de Tecnificación Deportiva amanece muy temprano. Al filo de las siete de la mañana suena el despertador para el centenar de deportistas que duermen en la residencia. Comen, estudian y entrenan, así se resume la vida de los 156 becados que buscan el éxito de sus disciplinas en muchos casos lejos de sus familias. Los más jóvenes tienen 14 años y están en el área de tecnificación, donde ejercen los menores de 18 años, mientras que en rendimiento están los deportistas de élite y sub 23. Todos se han pelado por tener un hueco en esta residencia, aunque también pueden ser deportistas externos. Para entrar a rendimiento como mínimo deben ser Campeones de España. «De ahí para arriba», puntualiza el director del centro, Jesús López.

Los méritos deportivos y los académicos computan para poder optar a las becas que salen cada año, pero para renovar la plaza, el centro tendrá en cuenta una valoración que barema ese currículo y la estancia en el centro. Jesús López reconoce que apenas tienen problemas y por muy jóvenes que sean los deportistas «son muy felices aquí, alguno incluso se quedaría el fin de semana entrenando, pero los menores están obligados a ir a sus casas». En el régimen de residencia hay épocas en las que apenas hay tiempo de ocio. A las 7.30 se sientan a desayunar para media hora después estar ya en clase sentados. Hasta las 10.30 reciben docencia a diario, pero los lunes, miércoles y viernes a esa hora comienzan los entrenamientos hasta poco después de las 12.30 cuando se vuelven a enfundar el chándal de entrenamiento hasta la hora de comer. El servicio de cocina les prepara cada día un menú diseñado por el servicio médico del centro. Alimentación y deporte son complementarios en el CGTD. «Después de comer tienen una hora para descansar y otra vez a clase o a entrenar hasta las 20.30 horas, hora en la que se cena y los menores no pueden salir del centro a partir de ahí», puntualiza el director, que asegura que la docencia se le facilita hasta el punto de recibir clase a través del aula virtual cuando están en desplazamientos largos. Para hacerles más fácil la estancia, el CGTD, dependiente de la Secretaría Xeral do Deporte, tiene a ex deportistas en etapa universitaria que ayudan a los residentes con la organización de horarios y los estudios.

Piragüismo, judo, badmintón, vela y triatlón son algunas de las disciplinas que más éxitos suman. En total 18 entrenadores marcan el rumbo de la élite en Galicia un centro que ya se queda pequeños para tanta modalidad. Al CGTD tienen acceso permitido todos los deportistas gallegos de alto nivel (degan) y los deportistas de alto nivel (dan), solo tienen que respetar los horarios de tecnificación. Diseñar el horario del centro es un puzle en el que se combinan los residentes, los externos, equipos de la ciudad que no tienen otro hueco para entrenar, aunque la prioridad es para los deportistas del CGTD. El último en incorporarse es el bádminton, que llegó hace tres años desde A Estrada en busca de una mayor profesionalidad. Ayer apuraban el entrenamiento por la mañana sobre unas pistas que cada día debe estirar y recoger el Arxil. Es uno de los precios que hay que pagar por compartir pabellón con la futura élite del deporte gallego. Por esfuerzo y posibilidades que no quede.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La élite gallega se gesta en el CGTD