Disparatado final en Riazor

Al Liceo le anulan un gol en el último segundo que le hubiera permitido derrotar al Barça y superarle en la clasificación de la OK Liga


Enfado, indignación, rabia... Sentimientos con los que abandonó el Liceo el Palacio de los Deportes de Riazor, después de ver cómo le anulaban el gol de la victoria, a 1,47 segundos del final. Sergio Miras disparó desde media pista, la bola se coló en la meta de Sergi Fernández y el trencilla catalán Sergi Mayor, muy discutido durante todo el partido, anuló el tanto, sin que nadie entendiera muy bien la razón. Después de unos minutos de confusión, los árbitros decretaron booling. ¿Por qué? ¿Falta simultánea? Según decían, «porque ningún jugador tocó la bola tras el disparo», Nadie lo entendía e incluso los jugadores azulgrana ponían cara de póker. El partido morías así, con Riazor encendido. Un 2-2 que mantiene a los catalanes con 2 puntos de ventaja a falta de ocho jornadas y que mete al Reus en el lío.

La primera mitad comenzó trepidante. Los dos equipos salieron a defender con intensidad y en cada choque saltaban chispas. Las ocasiones, eso sí, llegaban a cuentagotas. Las más claras, en un minuto 7 frenético en el que Malián salvó un jugadón de Marc Gual y luego Dava Torres casi aprovecha un gran pase de César Carballeira.

Una rigurosa tarjeta azul a Dava Torres encendió la caldera de Riazor, a los diez minutos, con tangana incluida (decisión salomónica de sendas azules a Eduard Lamas y Matías Pascual). Malián le salvó la falta directa a Pablo Álvarez, Miras erró un mano a mano en una contra y Barroso acabaría aprovechando la superioridad numérica. Pero el Liceo tiró de casta y empató al siguiente minuto, en una acción entre Miras y Di Benedetto. A 3 minutos del descanso, Malián le salvó otra a Lucas Ordóñez y en la contra fue Sergi Fernández el que evitó el tanto de Dava Torres.

La segunda mitad fue más fluida. El Liceo buscó jugar más directo, mientras que el Barça amasó la bola, con posesiones larguísimas encaminadas a dormir el duelo. En una jugada desgraciada, Malián salvó un remate, con la mala suerte de que el rechace le dio a Josep Lamas, introduciéndose la bola lentamente en la portería verdiblanca. Sin embargo, al igual que sucediera en la primera parte, el equipo verdiblanco logró empatar al minuto siguiente, con un remate seco de un inconmensurable Carlo Di Benedetto, espectacular en este partido.

Con 2-2, llegó el momento de los porteros. Malián y Sergi tapiaron sus porterías y coleccionaron paradas a diestro y siniestro. El partido languidecía y el empate parecía inamovible. El Liceo, ya a la heroica, consiguió una falta a 1,47 segundos del final, Sergio Miras la lanzó directa desde media cancha, la metió y provocó el disparatado final que pocos lograban entender.

LICEO: Xavi Malián, César Carballeira, Eduard Lamas, Josep Lamas y Dava Torres ?cinco inicial?. También jugaron: Sergi Miras, Carlo Di Benedetto, Marc Coy y Martín Payero.

BARCELONA: Sergi Fernández, Marc Gual, Pablo Álvarez, Matías Pascual y Sergi Panadero ?cinco inicial?. También jugaron: Lucas Ordóñez, Xavi Barroso e Ignacio Alabart.

Goles: 0-1, min 11: Xavi Barroso; 1-1, min 12: Sergio Miras; 1-2, min 29: Josep Lamas, en propia puerta; 2-2, min 30: Carlo Di Benedetto.

Árbitros: Mayor y Melero. Mostraron azul a los locales Dava (minuto 10), Eduard Lamas (11), Miras (50) y Malián (50) y al visitante Matías Pascual (11).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Disparatado final en Riazor