Monaghan no fue suficiente

Partidazo del jugador norteamericano, que anotó 6 triples, pero el Leyma acusó un mal inicio y un peor final en su visita al Castellón


redacción / La Voz

Un mal inicio y un peor final. Eso fue lo que impidió que el Leyma ganase en Castellón (82-76). Porque quitando los primeros minutos y los últimos, el equipo de Gustavo Aranzana se mostró superior a su rival, con un juego mucho más alegre y más dinámico de lo que había demostrado en los últimos partidos.

La buena noticia la puso Zach Monaghan. El norteamericano jugó su mejor partido desde que volvió al equipo. Suyos fueron 22 puntos (6 triples), 2 rebotes y 6 asistencias. Y lo hizo además compartiendo muchos minutos con Jorge Sanz y Trevor Cooney (de 3) en una posición de escolta que comenzó a explorar la pasada Liga de la mano de Tito Díaz, cuando el equipo perdió a Dago Peña. Se vio por tanto a un Leyma mucho más suelto, atacando con pleno de convicciones y también, por qué no decirlo, más acertado que en los últimos partidos. Eso se tradujo en un encuentro vistoso para el espectador. Vibrante y emocionante hasta el último segundo.

Eso sí, el Leyma empezó mal y eso le lastró para el resto del partido. Dos minutos sin anotar provocaron que el Castellón se marchase con un 6-0, ampliado a un 13-5 después de enlazar otro minuto y medio sin ver aro. Fue Monaghan el que sacó del letargo a su equipo, con 8 puntos en el primer cuarto (dos triples). Sin embargo, los locales sacaron rédito de esa primera ventaja y ganaron el parcial por ocho (24-16).

El Castellón alcanzó los diez puntos como máxima renta (28-18), pero el equipo de Aranzana ofreció su mejor versión con Flis en cancha, liderando una bonita reacción (35-34). El partido se ponía bien para los naranjas, que empezaban a demostrar ser mejores que su rival. Solo el acierto de Alfredo Ott (19 puntos en el primer período) permitió al Castellón mantenerse por delante en el intermedio (47-42).

El tercer cuarto volvió a ser de Monaghan. Un triple suyo apretó el marcador hasta el 55-54, pero el Castellón volvió a marcharse gracias a un parcial de 9-1 en un lapsus de un aciago minuto y medio. Pero la figura del americano volvió a emerger para devolver el parcial con un triple y una penetración en la que forzó una falta (64-62, 66-62 al término del cuarto).

Daba la sensación de que el partido estaba para el Leyma. Que solo era cuestión de ponerse por primera vez por delante y de seguir apretando. Pero el equipo volvió a pelearse con el aro justo en el peor momento. Los coruñeses enlazaron cuatro minutos sin anotar (del 68-66 al 72-66 con Rowley haciendo daño en la zona) y esa minibrecha acabó resultando decisiva. El equipo de Aranzana volvió a atascarse en un epílogo en el que solo anotó 14 puntos, 6 de ellos fruto de dos triples de Monaghan. Con 76-74 y 14,5 segundos por jugar, el Leyma falló en su defensa dejando solo a Gatell. Luego Farner se la robó a Flis y el marcador final fue más abultado de lo merecido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Monaghan no fue suficiente