El Uni Ferrol se queda sin sitio

El colíder de la Liga Femenina siempre llena, tiene cerrado el cupo de abonados y planea cambiar de pista

.

El deporte practicado por las mujeres es tan vibrante, emocionante y espectacular como el de los hombres. Salvo en el aspecto físico, lo único que realmente los diferencia son los apoyos económicos que reciben los clubes por parte de las firmas comerciales, lo que se traslada a los emolumentos de las deportistas y la repercusión en los medios. M. J. Caleya escribía hace unos meses en la web de RTVE un artículo, bajo el título «El deporte femenino, un deporte silenciado» en el que, entre otros datos, aportaba que las mujeres solo son protagonistas del 5 % de las noticias de deportes, por el 92,5 % de los hombres, pese a que, por ejemplo, en los Juegos de Londres, 11 de las 17 medallas españolas las consiguieron mujeres, y en Río fueron 9 de 17.

Un claro ejemplo de que el deporte practicado por mujeres puede ser tan divertido como el de los hombres es el Star Center Universitario Ferrol, el único representante gallego en la máxima categoría del baloncesto femenino. En los últimos años no ha parado de acaparar la atención de los aficionados y ya no tiene sitio, está al límite. Juega en el pabellón de Esteiro, un recinto al que le ha sacado el máximo partido. Aumentó su capacidad con gradas supletorias hasta las 750 plazas, aunque solo en socios sobrepasa los 800.

El club se ha visto obligado a silenciar su campaña de abonados, que ya no puede atender la demanda. Entiende que por encima de todo, está la ley y la seguridad de todos en el pabellón.

Esta temporada, el comienzo de liga ha sido inmejorable, tres triunfos en las tres primeras jornadas de liga, y el problema se ha agrandado. La directiva que preside Leopoldo Ibáñez habló con el Concello de Ferrol para mudarse al pabellón de A Malata, un recinto que ya vibró con el baloncesto en la etapa dorada del OAR Ferrol, que tiene capacidad para cerca de 4.000 aficionados. Es un recinto construido en 1983, al que se le han realizado ya numerosas modificaciones. Ahora mismo es imposible para las ferrolanas trasladarse allí, el parqué no vale para el baloncesto, el balón no bota bien. Consciente de las necesidades, el Concello de Ferrol ya ha sacado a concurso el pliego de condiciones para instalar un nuevo parqué. Si todo va bien el Star Center Universitario confía en cambiar de casa en diciembre y disputar allí la segunda vuelta de la competición. Este cambio iría emparejado a una segunda campaña de captación de nuevos abonados, ya sin limitación. 

Los dirigentes

Leopoldo Ibáñez reconoce que el pabellón de Esteiro se les ha quedado pequeño: «Hemos parado la admisión de socios, aquí no caben más. En este último partido frente al Movistar Estudiantes hemos tenido a público esperando, antes de venderle la entrada, hasta saber si había sitio para ellos en el pabellón. No nos podemos encontrar con un overbooking».

Admite que las únicas altas que se dan son con cuentagotas: «Solo damos altas en algún caso especial, gente del club, que tiene los niños en algún equipo».

Renuncia a la Eurocup por falta de dinero y plazas

La supervivencia de este club ferrolano de baloncesto femenino (fundado en 1997) es un milagro. Sin embargo, sus resultados deportivos, en la pasada temporada se clasificaron para la Eurocup y actualmente colideran la Liga Femenina, son el fruto de un trabajo bien hecho por parte de una directiva, que solo gasta lo que tiene, y un técnico, Lino López, especial, muy valorado por el club y las jugadoras que han vestido esta camiseta en los últimos años. Sabe transmitir sus conocimientos y conseguir que las baloncestistas exploten al máximo sus cualidades. La familiaridad en el vestuario es otra de sus virtudes.

Esta temporada, la entidad ha tenido que renunciar a disputar la Eurocup por falta de dinero para los desplazamientos y también por el hecho de que la reglamentación le exigía un pabellón con un mínimo de capacidad de 800 personas. Un varapalo para la entidad, las deportistas y su afición, ilusionados con esta oportunidad histórica. Ibáñez explica que el bum del baloncesto femenino ha venido dado por los buenos equipos que ha tenido el club ferrolano en las últimas temporadas: «La gente disfruta con este equipo y con la ahora Liga Dia, el nivel es muy bueno y los aficionados se han enganchado al baloncesto femenino».

Añade que el buen arranque de liga ha creado grandes expectativas: «Esta temporada hemos ganado los tres primeros partidos y las expectativas que genera el equipo son grandes. A la gente le gusta un club ganador».

Lino López, el entrenador del club, destaca que tanta gente en el pabellón «es un orgullo para todos, para los que empezamos desde el principio. En los momentos malos nos crecemos gracias a ellos, los necesitamos».

Admite que ya no cabe más gente en Esteiro, aunque no comenta nada sobre el cambio de pabellón: «Nosotros hacemos lo que nos toca, entrenar y seguir creciendo», indica.

Votación
4 votos
Comentarios

El Uni Ferrol se queda sin sitio