El ogro, la barba y el mito

Westbrook, Harden y LeBron se postulan como candidatos a MVP


A Russell Westbrook, LeBron James y James Harden les mueven diferentes motivaciones. Al primero, la pura venganza que genera un rechazo; al segundo, la persecución de la grandeza; y en el tercero resulta complicado escrutar algo entre su barba y una mirada ligeramente estrábica. La NBA ha llegado al primer cuarto de competición en su temporada regular con esos tres talentos liderando la carrera por convertirse en el MVP de la Liga.

La carrera la lidera Westbrook, una fuerza de la naturaleza cuyo fuego interno se vio azuzado violentamente por lo que considera traición de Kevin Durant. Liberado en el campo de su estelar excompañero en la misma medida que dolido por la separación, Westbrook tiene pista libre en los Thunder y lo está aprovechando. Promedia 31 puntos, 10,8 rebotes y 11,3 asistencias y colecciona proezas noche tras noche. Poco importa que pierda 5 balones por partido o que falle el 58 % de los 24 tiros que intenta cada noche. Lleva 7 triples dobles consecutivos, la primera vez que alguien lo hace desde Jordan en el 86, y está camino de promediar triples dígitos en una temporada entera, como solo logró Oscar Robertson hace 44 años.

LeBron James ha ganado ya cuatro galardones de MVP, más otros tres de las finales. Camino de los 32 años, King James ha alcanzado la paz tras llevar al equipo de su corazón al mayor de los éxitos con el campeonato la temporada pasada. Pero LeBron tiene entre ceja y ceja ocupar el Olimpo de la historia de la NBA. La semana pasada, además de convertirse en el noveno máximo anotador, logró alcanzar las 7.000 asistencias, el primer alero en lograrlo. James promedia 25 puntos, 7 rebotes y 9,1 asistencias, la mejor marca de la carrera de un pasador portentoso con su cuerpo de fútbol americano. Todo con la sensación de tomarse la temporada regular como una preparación para un nuevo duelo con los Warriors en la final.

James Harden está en esta carrera contra varios elementos: su merecida fama de chupón desinteresado en la defensa, y las sospechas sobre las posibilidades de su equipo. Por ahora, la Barba ha superado los prejuicios. Siempre ha tenido el balón en sus manos pero ahora lo pasa más que nunca. Y a sus compañeros, el entrenador Mike D’Antoni, les dio una instrucción muy sencilla: «Si James te la pasa, tira a canasta». Los Rockets son, tras los Warriors, el mejor equipo ofensivo de la Liga, liderados por Harden: 27,8 puntos, 7,6 rebotes y 11,6 asistencias. Con ese estilo tan atrevido como desentendido en defensa, son el cuarto equipo del Oeste, algo con lo que pocos contaban, y eso empuja las opciones de Harden, un anotador compulsivo que ahora es el líder en asistencias de la NBA.

Kevin Durant, el más regular del trío estelar de los Warriors 

La carrera del MVP se abre esta temporada después de dos años consecutivos en los que el trofeo fue a parar a Stephen Curry. Al base de los Warriors se le descartaba de inicio porque ahora, en su equipo, el talento y los puntos se reparten entre tres. Y uno de esos es Kevin Durant, que está siendo el más regular y brillante en Golden State.

El MVP del 2014 está anotando los 26 puntos por partido más fáciles de su carrera (un espectacular 55 % en tiros de campo), añadiendo sus mejores números reboteadores (8,4) y taponadores (1,7) hasta hoy. Durant está siendo más constate y brillante que Curry y Thompson en el mejor equipo de lo que se lleva de temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ogro, la barba y el mito