«Un 25-0 no agrada a nadie»

Iván Antelo A CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

MARCOS CREO

Una goleada en la liga coruñesa infantil cuestiona la labor formativa del fútbol base

04 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado sábado, el Atlético Coruña Montañeros derrotó al Eirís (0-25) en un partido correspondiente a la Segunda división local infantil de A Coruña. Un resultado que removió conciencias desde el mismo final del encuentro. Miembros del club perdedor se lanzaron a las redes sociales a criticar este hecho, puesto que entienden que no es bueno para los niños (en este caso de 12 años) este tipo de actuaciones.

El presidente del Eirís, Sebastián Gurruchaga, atendía ayer a La Voz con un tono conciliador, explicando que lo único que les gustaría es que ese tipo de resultados no vuelvan a producirse. No en vano fueron 25 goles en 80 minutos (uno cada 192 segundos). «Somos un equipo de barrio y tampoco aspiramos a grandes cosas. Solo a darle la oportunidad a los niños para que jueguen y, si algún día sale algún jugador, pues mejor. A los chavales les perjudica psicológicamente este tipo de resultados porque se desaniman y ya no quieren volver a jugar», explica. «De lo que se trata aquí es que cuando hay mucha diferencia entre los equipos, como era el caso, el monitor dé la orden de jugar de otra manera cuando alcanza ya una buena renta de goles. Normalmente bajas la intensidad y juegas de otra forma», añade.