La última misión de los chicos altos

La quinta de Gasol y Navarro persigue el oro olímpico, el único título que se les ha resistido


Curtidos, competitivos y, posiblemente, hambrientos. La selección española de baloncesto ha sido en las dos últimas ediciones de los Juegos Olímpicos un seguro a la hora de subirse al podio. Pero el tiempo pasa para todos. Incluso para una hornada inolvidable que, durante más de una década, ha coleccionado condecoraciones en todos los escenarios posibles. En Brasil, el equipo liderado por Gasol y Navarro se enfrentará al último desafío que les resta: la medalla de oro olímpica. En principio, la cotización de los de Sergio Scariolo es alta. Pero la sombra de Estados Unidos vuelve a cernirse como el mayor escollo en el camino hacia la gloria.

¿Está capacitada España para batir a EE.UU.?

Estados Unidos y España han sido protagonistas de las dos últimas finales olímpicas de baloncesto. En ambas, el éxito sonrió a los norteamericanos. Fue en partidos vistosos y de anotaciones altísimas. En caso de que se repita ese enfrentamiento en la lucha por el oro, habrá que ver si los de Sergio Scariolo están capacitados para batir al combinado de Coach K.

Estados Unidos ha vuelto a reunir una selección poderosa. Pero en ella no figuran los que, posiblemente, son los dos baloncestistas más determinantes del momento: Stephen Curry y Lebron James. España tendría sus opciones de victoria en caso de medirse con el combinado norteamericano. Los de Scariolo están bregados en enfrentamientos decisivos y su nivel competitivo sube como la espuma en los momentos determinantes.

Otra cosa es conocer el planteamiento que el equipo español podría desplegar en un partido a cara de perro contra los estadounidenses. En Londres, los de Scariolo contaban con interiores mucho más poderosos. Esa batalla se ha equilibrado en esta ocasión. Sin embargo, rebajar los porcentajes de perímetro de los norteamericanos -la zona 3-2 planteada en la final de 2012 hizo aguas- y echarles el lazo a campo abierto pueden ser clave para elevar las opciones de éxito. También, por supuesto, reducir el número de errores en primera línea.

¿Será determinante la baja de Marc Gasol?

A todo entrenador le gusta tener en el banquillo a los mejores jugadores disponibles. Marc Gasol es uno de los pívots más determinantes del mundo. Su baja mermará el potencial del combinado nacional. No obstante, la ausencia del baloncestista de los Grizzlies puede otorgarle un mayor rango de maniobras ofensivas al equipo de Scariolo. También podrían realizar un mejor aprovechamiento de los espacios de perímetro y para las maniobras de Pau.

Marc es una pieza clave para la selección. Pero las opciones que se abren con su ausencia también pueden ser atractivas. Su tendencia a hundirse en defensa resta en ocasiones tensión a los tiros cortos de los rivales. Esa es una situación del juego que Estados Unidos castigó en los enfrentamientos del pasado.

¿Es la última oportunidad de la generación dorada?

Durante los últimos años, las especulaciones sobre la retirada de algunas vacas sagradas se han sucedido. Pero todos los jugadores determinantes, a excepción del lesionado Marc Gasol, vuelven a congregarse para la guerra de Río de Janeiro.

Dentro del plantel de Scariolo, hay dos baloncestistas con peso específico superior y, posiblemente, irrepetibles. Uno de ellos es Pau Gasol. Su excepcional actuación en el Eurobasket de Francia del año pasado ha elevado las expectativas de éxito de España de cara a los Juegos. Determinante si se encuentra en forma, es uno de los mejores del mundo de espaldas al aro. Sobre todo, si puede iniciar los movimientos desde el poste bajo izquierdo. El otro es Juan Carlos Navarro. Si entra en efervescencia, es un deportista imparable. No obstante, las lesiones y el paso de los años han oscurecido la magia del escolta. Aun así, posee instinto asesino para guardar siempre en la recámara una actuación antológica tanto para generar juego como para convertirse en un arma terminal.

¿Será determinante la primera fase?

En algunos grandes torneos, España ha evidenciado que los arranques de competición no son su virtud. Esta circunstancia podría achacarse a dos aspectos. El primero, que el equipo crece con el paso de los días. El segundo, el mental, podría apuntar a que a los de Scariolo les va la marcha y sacan a relucir su mejor versión en los duelos a muerte. En Río, acabar en la primera posición del grupo podría ser clave para avanzar en el torneo. Argentina, Brasil y Lituania se perfilan como los principales escollos. Croacia y Nigeria están, sobre el papel, un paso por debajo.

¿Posee Scariolo un arsenal completo?

España posee una amplia gama de recursos. No obstante, algunos puestos están más cubiertos que otros. Tal es el caso de los bases y los escoltas. Esto podría invitar a Scariolo a jugar muchos minutos con tres pequeños. El rol de Abrines y Hernangómez podría ser marginal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La última misión de los chicos altos