Wimbledon se decide en la hierba y en los banquillos

Djokovic parte favorito y aumenta la presencia como entrenadores de leyendas que brillaron en los «grand slams»

Afp

Boris Becker, John McEnroe, Richard Krajicek y Goran Ivanisevic ya conocen lo que se siente al ganar Wimbledon. También consiguieron algún grand slam Ivan Lendl, Carlos Moyá, Sergi Bruguera o Michael Chang, aunque no vencieron en la hierba londinense. Y los nombres de Magnus Norman, Ivan Ljubicic, Thomas Johansson, Sebastien Grosjean o Thomas Enqvist se suman a los ilustres exjugadores que forman parte de los equipos de los principales favoritos. Nunca antes se dio la circunstancia de juntar a tantos y tan destacados excampeones en los bancos de los principales aspirantes al torneo que empieza mañana (Canal + Deportes). 

Carisma y consejos

John McEnroe, junto a Raonic. Entre las últimas incorporaciones, destaca la del carismático John McEnroe en el equipo de Raonic. La presencia del genial exjugador norteamericano es un importante aliciente mediático. Además, su enorme experiencia sobre hierba podrá complementar las mejoras que se aprecian en el canadiense, pupilo de Moyá, para que suba otro escalón en el ránking. Milos está jugando bien, pero en su hipotético camino hacia la final tropezaría con Djokovic en cuartos, un problema de consideración.

El número uno

Sin argumentos para dudar de Djokovic. El serbio es el indiscutible favorito a revalidar el título. Primero porque ahora es el mejor: seguro de sí mismo, equilibrado, físicamente impecable, cada vez con más recursos... Su juego no tiene fisuras y su fortaleza mental, y su buen manejo de la presión, ofrecen una sensación de imbatibilidad que asusta a sus rivales. Si logra ganar en Londres, se añade el enorme incentivo de mantener abierta y cada vez más cerca la posibilidad de obtener el Grand Slam o incluso el Golden Slam (con el oro olímpico en el mismo año). Su camino no parece complicado y en semifinales podría verse con Nishikori o Federer. Hay que destacar que la presencia de Boris Becker, cuestionada en un principio, ha supuesto en los últimos tiempos un mayor equilibrio, si cabe, al ya excelente equipo de trabajo del actual y destacado número 1.

El británico

Murray recurre otra vez a Ivan Lendl. El principal rival de Djokovic para la victoria, Andy Murray, también ha buscado cambios. Reintegró a su equipo a Ivan Lendl, el hombre bajo cuya dirección y disciplina consiguió sus mejores éxitos. La fuerte personalidad de Lendl y el respeto que produce en Andy son la mejor medicina para ordenar los desajustes mentales del escocés, y su tradicional anarquía y salidas de tono, que repercuten negativamente en su rendimiento. Paire, Kyrgios, Gasquet, Isner o Tsonga aspiran a impedir su paso a una semifinal en teoría contra Berdych o Wawrinka.

Alternativa

Wawrinka cuenta con el antiguo especialista Krajicek. Wawrinka es otro de los jugadores que ha buscado una ayuda extra a su temporada de hierba, incorporando a su equipo, que comanda Magnus Norman, al gigante holandés Richard Krajicek, vencedor de Wimbledon 1996 rompiendo la hegemonía absoluta que mantenía entonces Pete Sampras. El jugador de Lausana, sin presión, tratará de dar la sorpresa, o por lo menos mejorar la ronda de cuartos de final alcanzada en los dos últimos años. Por esa parte del cuadro hay que prestar especial atención a las actuaciones de los jóvenes Zverev y, sobre todo, a Thiem, así como comprobar el estado de Del Potro tras sus graves lesiones en las muñecas.

El artista

Federer, ya sin lesiones, necesita el 100% para morder. También el estado de forma de Federer, tras sus lesiones, será determinante para valorar sus posibilidades. Wimbledon es el escenario idóneo para que sume un grand slam más a su excepcional palmarés, lo que supondría su octava victoria en la catedral. Pero necesita estar al 100%. Si supera un calendario complicado, vería a Djokovic en la semifinal.

Los españoles

Garbiñe Muguruza y el reto de dominar el circuito. Ausente Nadal por su lesión de muñeca, las mejores posibilidades españolas se centran en la prueba femenina. Garbiñe Muguruza, segunda cabeza de serie, finalista el pasado año, y reciente vencedora de Roland Garros, tiene una gran oportunidad para consolidarse y liderar un tenis femenino que, ante la sanción a Sharapova y la edad de Serena, está a su alcance. Su juventud y cualidades son su gran activo, y su poca experiencia su mayor hándicap en un circuito en el que imperan la irregularidad y las continuas sorpresas.

El contexto

El impacto del «brexit». Comienza el torneo más antiguo y tradicional, el de duelos históricos que dividieron al público ente Borg y McEnroe, Becker y Edberg, Evert y Navratilova, Sampras y Agassi y Federer y Nadal. Sospecho que el brexit será el protagonista inicial de la división entre el público británico, pero tras los primeros raquetazos los espectadores volverán a disfrutar de un espectáculo inigualable en el tenis? Wimbledon.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Wimbledon se decide en la hierba y en los banquillos