¿Otra «alineación» indebida?

David Bettoni , segundo de Zidane, no posee el título para ejercer en el banquillo


redacción / colpisa, la voz

El Real Madrid se mueve entre jaleo y jaleo. El último afecta al banquillo. El día después de que se desvelase, a través de Mundo Deportivo, que David Bettoni no dispone del título exigido para desempeñar funciones de segundo entrenador del Real Madrid, la entidad que preside Florentino Pérez decidió defenderse públicamente y salir a desmentir la denuncia del diario catalán.

Según el Real Madrid, «David Bettoni no es el segundo entrenador del primer equipo, sino que forma parte del cuerpo técnico en calidad de ayudante del entrenador (Zinedine Zidane)». «Como ya respondió el propio Zinedine Zidane en la rueda de prensa de su presentación, el día 5 de enero, él no tiene segundo entrenador», aseguró el Real Madrid mediante un comunicado oficial en su página web, después de que el ahora técnico de la primera plantilla fuese inhabilitado en octubre de 2014 por dirigir al Castilla sin poseer el título exigido.

Bettoni, al igual que cualquier otro colaborador de Zidane, no puede figurar legalmente como segundo entrenador del Real Madrid al carecer de la licencia requerida, por lo que en el acta arbitral del primer partido con el francés al frente, el pasado sábado ante el Deportivo, dicho hueco quedó vacío. Bettoni, sin embargo, estuvo en el banquillo del Santiago Bernabéu como utillero e incluso, desde la zona técnica, dio instrucciones durante el encuentro a algún jugador, caso de Jesé, antes de que el delantero canario sustituyese a Bale en la recta final de la segunda parte.

Al no poseer la licencia UEFA Pro, Bettoni -con licencia A, sólo para dirigir equipos regionales- no podría dar órdenes, ya que solo los técnicos con la titulación requerida pueden ejercer esa función. Ni siquiera estaría facultado para ocupar un puesto en el banquillo, ya que según el Reglamento General de la Federación, ahí solo pueden sentarse, aparte de los futbolistas suplentes o sustituidos, el entrenador, el segundo, el entrenador de porteros, el preparador físico, el delegado, el médico, el encargado de material y el ATS o fisioterapeuta.

Salvando las distancias del caso Cheryshev, Florentino Pérez bordea su segunda «alineación indebida» en solo una temporada. Tal vez este caso no tenga el mismo recorrido que acabó alcanzando el ridículo del asunto del ruso, pero sí que podría obligar al Real Madrid a sondear la posibilidad de añadir al staff técnico de la primera plantilla a un segundo entrenador.

La figura de Solari

De hecho, en el club tenían la intención de que desde un primer momento Santiago Solari, que entrena en las categorías inferiores del Real Madrid, ocupase el cargo. Le veían a una persona con un perfil mediático, que podría complementar la timidez que exhibe Zidane a la hora de hablar en público. Sin embargo, el francés se decantó por trabajar con la gente de su confianza, con un hombre al que conoció en el Rennes durante su etapa de jugador profesional. Quizás este impedimento normativo, obligue a ambas partes a reconsiderar su postura. Aunque en el Madrid ya se han apresurado a decir que solo es un ayudante. Y, como con el Cádiz, terminarán creyéndose el cuento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

¿Otra «alineación» indebida?