Las sospechas que no aplaca la sentencia


La sentencia de la operación Estrobo admite que las sustancias dopantes llegaron a Urdaibai, pero que no se puede demostrar ni el suministro ni si representan un peligro real para la vida de un deportista. Con la ley en la mano, el juez considera que los seis imputados que quedaban en la larguísima y mediática operación Estrobo merecen la absolución.

Pero más allá del ámbito jurídico, las dudas no dejan de crecer en el mundo del deporte. Se supone que si las sustancias llegaron a Bermeo no sería para ocupar un lugar destacado en la sala de trofeos y banderas, bien repleta seguro, de la Bou Bizkaia. Al mismo tiempo ha quedado probada la conexión con Marcos Maynar del entrenador moañés José Manuel Francisco, y la desfachatez de un médico de extender recetas falsas para obtener sustancias prohibidas en el ámbito competicional.

Y estos aspectos parecen papel mojado ante la ley, pero no deberían pasar desapercibidos para el mundo del deporte y para opinión pública. Porque una cosa es no poder demostrar la mayor trama de dopaje en el mundo de las traineras y otra muy diferente la credibilidad que le queda al sector, comenzando por una superpotencia como Urdaibai.

Porque aunque, afortunadamente, según la sentencia, las sustancias detectadas en los envíos no representen ningún peligro para la salud del deportista, llegados a este puntos es necesario recordar el testimonio del gallego Luciano Prego en las diligencias previas de la operación Estrobo comentando a la investigación que «al convulsionar llamé a Francisco para preguntar qué me había metido». O alguno de los pasajes del testigo protegido, que parece no haber sido tenido demasiado en cuenta.

¿Y la pureza del deporte? Ese es el punto más doloroso. Lejos de abogar por los valores primarios, en especial de una disciplina tan particular y ancestral, el punto y final de la operación Estrobo deja abierta una tercera vía que va más allá de la cultura del esfuerzo, del rendimiento deportivo, de las nuevas tecnologías en el barco y de la estrategia en tierra. ¿Y si el éxito se vende en frasco?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Las sospechas que no aplaca la sentencia