Cleveland pendiente de nuevo de la decisión de James

Los aficionados y dirigentes de los Cavaliers esperan con impaciencia y temor al 29 de junio, día en que James puede optar por rescindir su contrato


Tras la derrota en la final de la NBA ante los Warriors de Golden State, la más vista en los últimos 17 años en el baloncesto americano, LeBron James tiene que tomar otra gran decisión: ¿Se queda o se va de Cleveland? Los aficionados y dirigentes de los Cavaliers esperan con impaciencia y temor al 29 de junio, día en que James puede optar por rescindir su contrato.

Cinco años atrás, LeBron abandonó el equipo de su estado natal, Ohio, para firmar con los Heat de Miami, en un acto lleno de fanfarrias y enorme eco mediático que se denominó «La decisión», y que fue retransmitido a todo el país por la televisión local. James regresó a los Cavs en julio del 2014, después de jugar cuatro finales y ganar dos títulos con los Heat, y la gente de Ohio le perdonó su desplante con la esperanza de ganar el título por primera vez en la historia de la franquicia. Ahora, el escenario es parecido, pues LeBron solo firmó una campaña tras su regreso, dejando las puertas abiertas a otra posible decisión. «No he pensado en la próxima temporada en absoluto», dijo James un día después de perder la final contra Warriors.

Su influencia en el equipo va más allá de lo que hace dentro de la cancha. Él fue quien empujó y movió fichas para traer al equipo a los veteranos Miller y Jones, que no fueron decisivos en la final, y también estuvo detrás del traspaso que llevó a Kevin Love de los Timberwolve a Cleveland a cambio de dos números uno del draft, como Bennett y Wiggins.

Pese a su histórico rendimiento de 35 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias por partido, las lesiones con las que acabaron la temporada Kyrie Irving, Kevin Love y Varejao le restaron fuerza a los Cavs.

LeBron tendrá que poner ahora en la balanza dos cosas a la hora de anunciar su nueva decisión: Su compromiso con Cleveland o maximizar sus ganancias en el tramo final de su carrera. El convenio entre los jugadores y la NBA podría cambiar sustancialmente después de la próxima temporada. La NBA triplicará sus ingresos por televisión: 24.000 millones de dólares por nueve temporadas por lo que la liga pasará de obtener ganancias de 930 millones a cerca de 2.700. El incremento de este límite y el nuevo acuerdo televisivo de la NBA hará que grandes estrellas, como Kevin Durant, puedan conseguir grandes contratos en 2016, cuando terminen sus actuales acuerdos, mientras otros como LeBron James, Chris Paul, Dwight Howard y Kevin Love se verían tentados a salir al mercado en busca de mejores ofertas.

Cuando se asiente el polvo de la derrota ante Golden State, LeBron James oteará el horizonte para ver cuál es el mejor camino para su carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cleveland pendiente de nuevo de la decisión de James