La segunda juventud de Pau Gasol en Chicago Bulls

La exhibición contra Milwaukee acentúa la recuperación en el nivel de juego del pívot catalán en su nuevo equipo


Cuando Pau Gasol llegó a Chicago tras un mal final en Los Ángeles dijo sentirse rejuvenecido, pero pocos esperaban que tanto. Sus 46 puntos del sábado, la mejor marca de su carrera, recuerdan a la versión del español en Memphis y lo emparentan con Michael Jordan.

«Estoy feliz por ser capaz de jugar bien y por jugar bien en este punto de mi carrera», dijo en Chicago Pau Gasol, de 34 años, que vive su decimocuarta temporada en la NBA. Su anterior mejor marca anotadora fue de 44 puntos el 28 de marzo del 2006. Gasol jugaba entonces con Memphis Grizzlies y la más clara muestra de que ha pasado mucho tiempo es que sus rivales aquella noche eran los Seattle SuperSonics, ahora convertidos en Oklahoma City Thunder. También hizo 43 ante Golden State Warriors el 11 de enero del 2008.

«Estoy bien físicamente, juego con mucha confianza, en posiciones donde soy efectivo y mis compañeros me buscan», explicó unas razones que bien podrían ser las que daba hace años en Memphis, donde era la gran estrella. No ocurre lo mismo en Chicago, un equipo equilibrado que ha dado a Gasol la oportunidad de volver a pelear por el anillo que ya consiguió en el 2009 y el 2010 con Los Ángeles Lakers.

De ahí que sus 46 puntos fueran un poco una sorpresa, una excepción. «Por lo general no me gustan los tipos que acumulan puntos. Quitan el ritmo a los otros jugadores. Yo soy más partidario del equilibrio y del juego en equipo», dijo Pau Gasol, obligado el sábado a dar un paso al frente por la ausencia por molestias físicas de Derrick Rose y la mala noche en ataque de Jimmy Butler.

A diferencia de sus dos partidos en Memphis con más de 40 puntos, el sábado sí pudo celebrar la victoria ante Milwaukee Bucks. Gasol, que además capturó 18 rebotes, renegó un poco de su gran noche, similar a la de Kevin Durant en enero del 2011. Un ejercicio de modestia sobre todo por la comparación con Jordan. El español es el primer jugador de los Bulls en lograr al menos 46 puntos y 18 rebotes desde que el gran astro logró 69 y 18 en un triunfo en la prórroga sobre Cleveland el 28 de marzo de 1990, según STATS.

«Es un gran honor que se me mencione en la misma frase que Michael», afirmó Pau sobre uno de los más grandes jugadores de la historia, cuya estatua y huellas adornan la entrada principal del pabellón United Center. Los Bulls lograron seis anillos liderados por Jordan, pero ninguno más desde 1998. Gasol, considerado por muchos el gran fichaje de la pretemporada, es una pieza clave para poder pelear por otro.

Está ofreciendo a los Bulls lo que esperaban: puntos y juego cerca del aro para complementar e incluso suplir -como el sábado- a Butler y Rose. Sobre ellos dos debe descansar en principio el principal peso anotador de un equipo con muchas otras armas como Nikola Mirotic, Taj Gibson, Mike Dunleavy o Aaron Brooks.

Pau Gasol, que sólo se ha perdido tres partidos por problemas físicos, está promediando 18,7 puntos y 11,3 rebotes, estadísticas muy similares a las de sus mejores años en Los Ángeles al lado de Kobe Bryant y con Phil Jackson en el banquillo. Sus 2,2 tapones, la mejor marca de su carrera, indican la importancia defensiva que le ha exigido su entrenador, Tom Thibodeau.

Esos números lo tienen a punto de darle su quinta presencia en un All-Star y la primera en cuatro años. Gasol tomó con cuidado la decisión de dónde dar los últimos pasos en la NBA. Rechazó numerosas ofertas y eligió los Bulls, un equipo en ascenso y con hambre pese a las dudas sobre el estado físico de Rose. «Tengo grandes compañeros alrededor, un sistema que me viene bien y que me pone en buenas posiciones para anotar y pasar», resumió el español, que a los 34 años ha relanzado su carrera en Chicago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La segunda juventud de Pau Gasol en Chicago Bulls