Iria Grandal resetea en casa

La olímpica del Arco Narón cierra un ciclo en la Blume con el primer objetivo de volver al equipo nacional y sin renunciar al billete para Río 2016


FERROL / LA VOZ

Después de seis años en Madrid, como una de las arqueras becadas en la residencia Joaquín Blume de Madrid, Iria Grandal resetea su trayectoria en casa. Dos temporadas después de su participación en los Juegos de Londres 2012, justo a mitad de camino del ciclo olímpico hacia Río 2016, deja el Centro de Alto rendimiento para abrir una nueva etapa. Un impulso después de una larga época con las mismas rutinas. «Estaba un poco cansada y se marchó la gente con la que más sintonizaba. Hubo cosas que no me gustaron y con la familia podré estar más tranquila», explica.

Grandal llegó a Madrid con 18 años, para compatibilizar los entrenamientos de élite y los estudios de Periodismo. Al poco de instalarse sufrió un atropello que complicó su carrera. Luego ese golpe tuvo consecuencias en su manera de enfocar la presión en el momento previo a lanzar las flechas. Y ese aspecto psicológico ha centrado los últimos años de su preparación en Madrid. Algunas discrepancias con la Federación Española de Tiro con Arco también la animaron a cambiar el paso y entrenar en casa. «Estar aquí creo que también me quitará presión. En algunas fases de la temporada no necesito lanzar tantísimas flechas. Así que estaré bien en casa», explica la arquera. Pese a que califica el 2013 como «insatisfactorio», fue subcampeona de España absoluta en sala, antes de quedar fuera del equipo nacional. «Trabajé bien, pero me faltó motivación y en el Campeonato de España de verano tiré bastante mal [hasta perder en cuartos]».

El regreso a las pruebas internacionales sería el primer paso para pensar en Río 2016, no tan lejano como marca el calendario. Y los clasificatorios que dan la llave para esas citas suelen comenzar en marzo. «No renuncio a pelear por la clasificación para los Juegos. Depende de como evolucione al resolver ese problema de cabeza que tengo al tirar. A partir del rendimiento de esta temporada, también decidiría si regreso a Madrid o paso otro año más en casa», explica Grandal, que estaba admitida para continuar en el 2014/15 en la Blume.

Su hermano Anxo supervisará cada cierto tiempo sus entrenamientos con el Arco Narón. Y desde Madrid el director técnico de la Federación Española, el coreano HyungMok Cho, repasará sus vídeos y le aconsejará con cierta frecuencia, también a partir de las experiencias en campeonatos. En la parte física, le facilitará la planificación el preparador que tenía en Madrid, Nacho López. Tras unas semanas sabáticas en verano para refrescar la cabeza, Grandal está cerca de reiniciar el trabajo: «Hace unos días estuve en Madrid, vi a mis compañeros tirando y ya me entraron las ganas».

«Estar aquí también me quitará presión. En algunas fases del año no necesito lanzar tantas flechas»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Iria Grandal resetea en casa