De Auckland hacia el cuarto Mundial

Gómez Noya defiende título desde el domingo sobre un circuito duro y un calendario exigente


Redacción / La Voz

Cuando el 6 de febrero salió por la puerta de su casa de Pontevedra, Javier Gómez Noya tenía en mente una cita, el debut este domingo en el Mundial de triatlón en Auckland (triathlonlive.tv, 4.30). No volverá a Galicia hasta finales de mayo en una temporada que exige un desgaste infernal. Dos meses después de tomar aquel primer vuelo del año, siente que su cuerpo ya está listo para grandes batallas. Su último esprint en la final de las World Series, en septiembre en Hyde Park, hoy es ya historia, y la imagen de su victoria resume el esfuerzo y la emoción del deporte de las tres pruebas.

«Javi llega óptimo para el comienzo, según lo programado», explica Carlos Prieto, su entrenador y sombra durante el último mes y medio de concentración en Wanaka, en la isla sur de Nueva Zelanda. Recién cumplidos los 31 años, Gómez Noya tiene el desafío de igualar los cuatro Mundiales de Simon Lessing. Sus principales rivales volverán a ser los hermanos Brownlee. El más peligroso, Alistair, prefiere dar descanso a sus delicados tobillos, con los Juegos de la Commonwealth como principal reto, pero en la prueba de 10.000 metros. Esa idea del campeón olímpico hace casi inviable que rinda en un Mundial que este año exige una regularidad extrema. Computan los cinco mejores resultados de las siete pruebas más la final de Edmonton (Canadá). No hay margen para el error. Quizá por eso un buen comienzo en Auckland -donde el ferrolano ya ganó en el 2013 y el 2012- proporciona este año un respaldo para enfocar los siguientes compromisos sin tanta presión.

Jonathan Brownlee

Ausente Alistair, el protagonismo del equipo británico recae en Jonathan Brownlee, campeón Mundial en el 2012, bronce en los Juegos de Londres y perdedor en el último esprint en Hyde Park. También mira de reojo al evento de la Commonwealth, pero arranca la temporada como triatleta de verdad.

Bronce del último Mundial y oro en las recentísimas Copas del Mundo de Mooloolaba y New Plymouth, Mario Mola es el tercer favorito el domingo. Ganó hace diez días a Gómez Noya, aunque sobre un trazado sencillo y en distancia esprint, la mitad de Auckland, donde se completarán 1,5 kilómetros a nado en el Muelle de la Reina, 40 en bici por las empinadas calles del centro y otros 10 a pie.

Estrategia en un trazado difícil

El plan del ferrolano pasa por agitar la prueba ya en el agua para que Mola -peor nadador- y otros rivales queden fuera del grupo que se forme sobre la bici para abrir brecha. Duro y técnico, el circuito urbano de Auckland condiciona el resto de la carrera. Complica una remontada desde atrás o facilita, como el año pasado, que Gómez Noya pueda romper con el paso de los kilómetros a rivales ya maduros por el esfuerzo anterior.

En la lista de salida, camuflado en el dorsal número 42, asoma otro campeón del Mundo, Iván Raña. Hace doce años que logró su iniciática victoria en Cancún, que abrió el camino de la generación actual, con dos españoles entre los tres primeros del ránking. A los 34, su evolución lógica lo llevó a la larga distancia, con el IronMan de Kona como principal reto. Pero el ordense no quiere perder del todo de vista las Series Mundiales por si al final le pide el cuerpo intentar clasificarse para Río 2016. Compite también Jesús Gomar, formado deportivamente en Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

De Auckland hacia el cuarto Mundial