Los Timberwolves caen entre los Rockets

Ricky Rubio aportó solo siete puntos


El pívot Dwight Howard, reivindicó su condición de mejor número cinco que hay actualmente en la NBA y los hizo al aportar un doble-doble de 18 puntos, 15 rebotes y tres tapones que permitieron a los Rockets de Houston ganar a domicilio 89-107 a los Timberwolves de Minnesota. Además desde la línea de personal anotó 4 de 5 tiros, su verdadera asignatura pendiente que espera superar en un futuro próximo.

La labor de Howard tuvo mayor valor en el cuarto periodo cuando los Rockets rompieron definitivamente el marcador a su favor y consiguieron el sexto triunfo consecutivo, que unido a la derrota sufrida por los Spurs de San Antonio ante los Pistons de Detroit (100-109), recortan a dos la desventaja en la lucha por el liderato de la División Suroeste.

Los Rockets, que han ganado ocho de los últimos diez partidos, tienen marca de 35-17, por 37-15 que poseen los Spurs, que han repartido triunfos (5-5).

Si Howard dominó en el juego bajo los aros, el alero Chandler Parson fue el líder del ataque de los Rockets al conseguir 20 puntos y encabezar la lista de los cinco titulares de los Rockets que tuvieron números de dos dígitos.

Junto a Parsons y Howard, el escolta James Harden anotó 19 puntos, capturó cinco rebotes y repartió cinco asistencias, que también ayudaron a los Rockets a conseguir su mejor racha ganadora desde el 13 al 23 de enero del 2012 cuando lograron siete triunfos consecutivos.

El escolta-alero reserva dominicano Francisco García volvió con los Rockets tras recuperarse de una lesión de tobillo y aportó seis puntos en los 12 minutos que disputó.

García anotó 2 de 5 tiros de campo, que fueron todos triples, capturó un rebotes, dio una asistencia y puso un tapón, mientras que el pívot turco Omer Asik también volvió a jugar con los Rockets y en sólo 10 minutos en el campo capturó seis balones bajo los aros y logró tres puntos.

Como equipo los Rockets tuvieron un 48 (39-82) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 41 (11-27) de triples, comparados al 36 (31-87) y el 24 (6-25), respectivamente, de los Timberwolves, que no tuvieron en el banquillo al entrenador Rick Adelman, que tuvo permiso por razones personales y su puesto lo ocupó el asistente Terry Porter.

De nuevo el ala-pivote Kevin Love, que volvió con el equipo tras perderse el partido del pasado sábado al sufrir una contusión en el cuádriceps izquierdo, lideró a los Timberwolves al conseguir un doble-doble de 31 puntos y 10 rebotes.

Sin el escolta Kevin Martin y el pívot montenegrino Nikola Pekovic, ambos baja por lesión, el partido se convirtió en un duelo encestador entre el equipo de Houston y Love, que estableció nueva marca profesional de 23 puntos conseguidos en la primera parte.

El alero Chase Budinger logró 15 puntos y fue el segundo máximo encestador de una lista de cuatro jugadores de los Timberwolves (24-28), que tuvieron números de dos dígitos, pero no pudieron impedir la cuarta derrota consecutiva y la sexta en los últimos siete partidos disputados.

El base español Ricky Rubio, que la noche del pasado sábado ante los Trail Blazers de Portland, había sido la figura, esta vez aportó sólo siete puntos.

Rubio jugó 30 minutos en los que anotó 2 de 10 tiros de campo, incluidos un triple en cuatro intentos, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Pero el base de El Masnou sí brilló en otras facetas del juego al repartir nueve asistencias -líder del equipo-, además de capturar siete rebotes, incluidos cinco defensivos, recuperó un balón, perdió tres y puso un tapón.

Mientras que el pívot francés Ronny Turiaf también aportó 10 rebotes y el base puertorriqueño José Juan Barea logró cuatro tantos en los 16 minutos que jugó como reserva.

Barea anotó uno de 9 tiros de campo, falló los cuatro intentos de triples, y encestó 2-2 desde la línea de personal, además de repartir seis asistencias, y capturar un rebote.

Los Timberwolves después de reducir la desventaja de 15 puntos a sólo cuatro al comienzo del cuarto periodo, no pudieron aguantar la calidad ofensiva de los Rockets que anotaron los primeros 11 tantos del cuarto periodo y esta vez para hacer buena la diferencia de dobles dígitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los Timberwolves caen entre los Rockets