El debut soñado de Rafa Izquierdo

Pablo Penedo Vázquez
Pablo Penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

DEPORTES

El tenista del CT O Rial ganó sus dos primeros partidos como internacional con la selección española Sub 14, cimentando su pase a la fase final de la Winter Cup, que jugará la próxima semana

06 feb 2014 . Actualizado a las 06:58 h.

Debutar con la selección española Sub 14 era para el jugador compostelano del Club Tenis O Rial de Vilagarcía, Rafael Izquierdo, un sueño. Un sueño que se ha ganado el derecho a seguir viviendo despierto al menos otro medio mes, tras ser pieza crucial en la plaza que el combinado hispano conquistó la pasada semana en Kazan (Rusia) para la fase final de la Winter Cup. Un Campeonato de Europa de Selecciones Sub 14 oficioso, cuyo trofeo se disputarán del 14 al 16 de febrero los equipos nacionales de Francia, Polonia, República Checa, Gran Bretaña, Alemania, Turquía, Rusia y España en la localidad italiana de Correggio.

Para llegar hasta allí las ocho selecciones tuvieron que alcanzar las finales de las cuatro fases de clasificación solventadas entre el viernes y el domingo de la semana pasada. En el caso de España, Rafa Izquierdo fue el encargado de cumplir con el papel más difícil. El de abrir los enfrentamientos de su equipo en los cuartos de final y semifinales. En ambos casos, con contundentes victorias sobre sus rivales, elevándose a las alturas sobre el lógico nerviosismo de un debutante a nivel internacional como el jugador del CT O Rial.

El compostelano barrió en la primera jornada 6-1 y 6-2 al croata Borna Seatovic en 57 minutos; España ganó 3-0. Para superar al israelí Gilad Tamar en la segunda jornada solo tuvo que emplear 1 hora y 2 minutos, cediendo un único juego: 6-1 y 6-0; su selección se impuso 2-1. El domingo, con la plaza para el cuadro final en tierras italianas ya en el bolsillo, no pudo entrar en acción al perder sus dos compañeros de selección, el albaceteño Carlos Sánchez y el valenciano Alejandro Vedri, sus partidos individuales frente a la campeona de grupo, la anfitriona Rusia, y no ir la organización al tercer punto, el de dobles, en el que su seleccionador, el andaluz Nicolás Pérez, había colocado al gallego.