Vettel arrasa todos los récords de la Fórmula 1

El alemán dejó atrás en Austin la marca de victorias consecutivas en una sola temporada, pero aún le quedan algunos por igualar o batir en Brasil


Cuando dentro de unos años se dediquen libros a esta época de la Fórmula 1, buena parte de las páginas estará dedicada a Sebastian Vettel. Tras haberse proclamado tetracampeón del mundo en la India, le quedaban muy pocos que conseguir, pero parece empeñado en seguir apareciendo en lo más alto de toda clasificación posible.

En Austin, su victoria no sólo dejó una carrera bastante soporífera, sino que además confirmó a Vettel como el piloto que más carreras consecutivas ha sido capaz de ganar en un mismo año. Su duodécima victoria de la temporada ha sido la octava seguida. Hay que remontarse al inicio del verano, a Hungría, para ver a otro piloto en lo más alto de un podio, cuando ganó Lewis Hamilton. Desde entonces, sólo ha habido un hombre en lo más alto.

Vettel consumó en el trazado texano un nuevo episodio de un dominio que viene de lejos. Todo arrancó en el 2007, bajo la misma bandera en la que el domingo se coronó. Aquel GP de Estados Unidos que se disputó en Indianápolis tuvo a un joven alemán como sustituto del lesionado Robert Kubica. Aquel día, Vettel le quitó el récord de juventud a Jenson Button como el piloto que antes había logrado puntuar. Unos meses después, en el GP de Japón y ya con un Toro Rosso, consiguió ser el más joven en liderar un Gran Premio. Ese día abandonó, no obstante.

Al año siguiente, otros dos récords cayeron para Sebastian Vettel: el de piloto más joven en conseguir una pole, un podio y una victoria. Fue en la única que ha conseguido Toro Rosso y que, salvo sorpresa en los próximos años, no se volverá a reeditar. Aquello le abrió la puerta a Red Bull, y la cascada de marcas empezó a caer a su paso. En el 2009, y gracias a un inicio fulgurante de Button, se convirtió en el piloto más joven en conseguir un triplete de pole position, victoria y vuelta rápida (algo que ha repetido en ocho ocasiones más, con lo que ha igualado a Alain Prost), y subcampeón del mundo más joven de la historia.

Tras su primer campeonato en el siempre recordado Gran Premio de Abu Dabi del 2010 (se proclamó el campeón más joven), en el 2011 Vettel arrasó con otros cuantos récords: piloto con más puntos en una temporada (con la puntuación actual), 392, y mayor porcentaje (86,40%); campeón habiendo sido líder en más carreras, 19; con mayor margen de puntos con respecto al segundo, 122 puntos (este caerá en Brasil, salvo abandono de de Red Bull, ya que ahora mismo cuenta con 145 sobre Alonso); más poles, 15... Y siguió con el empeño de ser el más precoz: el más joven en conseguir un Grand Chelem (pole, victoria, vuelta rápida y líder de principio a fin), y el de bicampeón más joven de la historia, desplazando a un resignado Fernando Alonso.

La temporada 2012 fue más reñida, pero nuevamente gracias a un espectacular fin de temporada, Vettel volvió a alzarse con el título... y con un récord de esos que tumban a sus detractores. Fue el de más adelantamientos en una carrera, cuando saliendo desde el pit lane llegó al tercer puesto después de haber realizado un total de 75 adelantamientos en pista. En este 2013 han seguido cayendo plusmarcas, y habrá que esperar a Brasil para hacer un balance completo, pero ya son pocos los que le quedan por adueñarse.

Pirelli, un aliado necesario

En el deporte las casualidades suelen darse muy pocas veces, y en la Fórmula 1, menos aún. No es casual que la racha ganadora de Vettel y el cambio de los compuestos de Pirelli hayan coincidido en el tiempo. Todos aceptaron ese cambio, pero a Red Bull más que a nadie les ha beneficiado. Nada más proclamarse subcampeón del mundo, tras haber acabado quinto, Fernando Alonso ponía el acento en esta innegable ventaja que han sabido aprovechar en el equipo que está dominando. «Este año, en las primeras carreras, el Red Bull iba bien en la crono pero mal en carrera por los neumáticos. Luego los cambiaron y han ganado ocho carreras seguidas. Espero que en el 2014 si los neumáticos no se adaptan a los Red Bull no los cambien», pedía el español sin ambages.

Sea por Pirelli, por un Red Bull imbatible, por un talento innegable o por un conjunto de todo a la vez, Vettel se ha convertido en Atila: allá por donde pasa, cae un récord. Si en Interlagos vuelve a subirse a lo más alto, igualará las trece victorias en una temporada que consiguió Michael Schumacher en el 2004, y las nueve consecutivas absolutas (entre dos temporadas) que logró Alberto Ascari entre 1952 y 1953. Ante estos datos, sólo cabe una pregunta, que se lleva repitiendo mucho en el paddock: ¿hasta dónde llegará el dominio de Vettel?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Vettel arrasa todos los récords de la Fórmula 1