barcelona / colpisamadrid / colpisa

Un Barça muy práctico, poco vistoso y que juega en función del rival goleó ayer al Betis, el farolillo rojo de Primera. El equipo catalán aprovechó el tropezón del Atlético en Villarreal para abrir una pequeña brecha de tres puntos con los colchoneros, sus más inmediatos seguidores en la tabla. Sin embargo, volverán a perder por lesión a Messi, que tuvo que ser sustituido en el minuto 20 víctima de una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Los de Martino, que volvió a tirar de rotaciones, insisten en que están en una fase de juego aceptable y que hay margen de mejora, si bien continúan a lo suyo: sólo han cedido un empate en todo el campeonato y, aunque su fútbol no enamora, es efectivo. Los azulgrana cada vez se parecen más al Real Madrid: firmeza atrás, contras endiabladas y centrocampistas que buscan más en largo que en corto.

El Barça, en cualquier caso, no arrancó muy entonado. Un Betis muy necesitado de puntos y plagado de bajas arriesgó desde el inicio. Adelantó su defensa, buscó al cuadro catalán a su área y le obligó a jugar en largo. El Barça, ahogado y arrinconado en su trinchera, era incapaz de salir jugando desde su portería todo lo contrario que los béticos que se sentían cómodos en la presión, con Verdú de maestro de ceremonias.

Solo en los 20 primeros minutos, Valdés ya había tenido que intervenir en tres ocasiones claras de gol. El equipo de Martino sufría, no sabía como quitarse la presión de encima, no gobernaba el partido con Xavi, Cesc y Song en el centro y su juego era raquítico. Y por si fuera poco, Messi cayó lesionado. Era el minuto 21 y en un sobreesfuerzo, tras intentar driblar a un contrario, notó molestias y pidió el cambio.

Martino le sentó y dio entrada a Iniesta. Pero Song recuperó una pelota perdida en la línea de medios a 10 minutos del descanso, lanzó un gran pase en profundidad sobre Cesc, quien asistió con el pase de la muerte a Neymar. El cuadro catalán, al más puro estilo del Real Madrid, a la contra y en muy pocos pases, se adelantaba casi en su primera llegada. A la siguiente jugada, el Barcelona volvió a emular a su eterno rival y con una contra iniciada desde su área hizo el segundo por medio de Pedro, que se marcó una autopase genial.

A partir de entonces, el encuentro fue claramente azulgrana. Mel adelantó la defensa. Cesc marcó dos y Jorge Molina hizo el del honor de penalti.

Goles: 0-1, min 35: Neymar, 0-2, min 37: Pedro; 0-3, min 63: Cesc Fábregas; 0-4, min 79: Cesc Fábregas; 1-4, min 92: Jorge Molina, de penalti.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellano-Leonés). Amonestó a los locales Juan Carlos (min 55) y Nono (min 67) y al visitante Dani Alves (min 91).

Incidencias: Partido de la 13ª jornada de Primera disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 45.000 espectadores.

Guille Sara; Steinhöfer, Caro, Jordi Figueras, Nacho; Xavi Torres, Nono (Matilla, min 75); Vadillo, Verdú (Chuli, min 63), Juan Carlos (Dídac, min 67); y Jorge Molina.

Víctor Valdés; Dani Alves, Puyol, Bartra, Montoya; Xavi, Song, Cecs Fábregas (Sergi Roberto, min 80), Pedro; Neymar (Tello, min 74) y Messi (Iniesta, min 20).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Goleada y lesión de Messi