En busca del más difícil todavía

España, sin Paul Gasol ni Navarro, encara el reto de conquistar su tercer Eurobasket consecutivo


redacción / la voz

Tras seis años de dominio de España, las potencias europeas de baloncesto intentarán evitar a partir de hoy que el equipo dirigido por Juan Antonio Orenga encadene su tercer título continental consecutivo, un hito que solo las extintas URSS y Yugoslavia fueron capaces de alcanzar. Pero, eso sí, España afrontará el inmenso reto con la ausencia de Pau Gasol y Navarro, las dos grandes referencias de la época dorada de un baloncesto que acumula en los últimos trece años un Mundial, dos platas en los Juegos y la conquista de los dos últimos europeos. Ninguna otra selección de las que ser darán cita en Eslovenia se acercan a un palmarés semejante en el siglo XXI.

Como en el caso de España, para la que el torneo es una transición antes de que la gloriosa generación encare el próximo año la que sin duda será su última gran aventura - el Mundial que se celebrará en casa-, el resto de rivales también acumula ausencias importantes. Gran parte de las estrellas de la NBA se han tomado un año sabático. No están todos, pero sí son todos los que están, incluido el grupo de Orenga.

Sin su amigo Juan Carlos Navarro -ausente de una gran competición por primera vez desde su estreno internacional en los Juegos de Sídney del 2000- y su hermano Pau, la gran referencia española será Marc Gasol, uno de los mejores pívots de la NBA. Con el gigante catalán como eje, Orenga ha depositado su confianza en la versatilidad de su lujoso grupo de bases: Riky Rubio, Calderón, Sergio Rodríguez e incluso Sergi Llull. A partir de ahí, las dudas sobre el potencial de un equipo sin grandes tiradores y que, con la excepción de Rudy Fernández, tampoco cuenta con una sólida carrera internacional.

A Claver la NBA no le ha servido para dar el paso definitivo. Con Pablo Aguilar -un debutante- y el veterano Germán Gabriel -único superviviente de los júnior de oro que conquistaron el Mundial en Lisboa 1999-, Orenga tiene jugadores de complemento, capaces de defender dentro y de ayudar con un más que aceptable tiro exterior. Completan el grupo Xavi Rey, que dará descanso a Gasol, San Emeterio y Mumbrú.

Aunque el haber finalizado invicta en los torneos de preparación tampoco es un aval suficiente, sí ha servido para darse un baño de autoestima y apuntalar las líneas maestras que Orenga quiere poner en práctica en Eslovenia: intensidad, mucha presión sobre el juego exterior rival, velocidad y aprovechamiento de Marc Gasol en el cinco contra cinco. En el horizonte -además de Francia-, Grecia, Lituania y quizá Serbia o Rusia para luchar por el podio. La clave, una vez más los cruces de cuartos y semifinal, objetivo mínimo de un grupo que debuta hoy contra Croacia (17.45 horas, Cuatro) y que no debe tener problemas en una primera fase en la que se enfrentará a Eslovenia, República Checa, Polonia y Georgia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

En busca del más difícil todavía