Gareth Bale, un capricho de casi 100 millones

El Madrid ficha a Bale por 91 millones, aunque en Inglaterra elevan la cifra a cien

EFE
I. Tylko
madrid / colpisa

Al límite del cierre del mercado de verano, finaliza el que va a ser el fichaje más caro de la historia y el culebrón futbolístico del verano. Gareth Bale ya es jugador del Real Madrid y será presentado hoy, a la una de la tarde, en el palco del Santiago Bernabéu, tras someterse al reconocimiento médico. Según fuentes del Real Madrid, el sonado fichaje del galés se cierra por 91 millones de euros, con lo que el futbolista galés no sería el más caro de la historia. Cristiano Ronaldo costó 96 hace cuatro años y parece que el Madrid pagará algo menos por el mejor jugador de la Premier de la pasada temporada. Desde Londres, sin embargo, se insistía hasta última hora en que la operación ronda los 100 millones de euros. Y esa es la cifra que figura en los titulares de medios como The Guardian o BBC.

Tras el acuerdo alcanzado la semana anterior por ambos clubes, el anuncio oficial se hizo esperar. Daniel Levy, dueño de los Spurs, quiso mantener a Florentino Pérez en vilo, sabedor de que había suscrito un pacto con el futbolista. Gareth Bale se comprometía a fichar por el Madrid, que le indemnizaría con 20 millones si no consumaba su llega antes del 3 de septiembre. Villas-Boas fue quien dio la noticia tras la derrota de su equipo ante el Arsenal (1-0).

Anuncio de Villas-Boas

«Bale es un jugador fantástico. Va a irse al Madrid, así que le deseo lo mejor», dijo el técnico portugués del Tottenham, que dejó vía libre al galés después de asegurarse al argentino Lamela, procedente del Roma, y al centrocampista danés Eriksen, del Ajax. A las ocho de la tarde, la web del Madrid colgó una foto de Gareth Bale en su portada, minutos después informó del fichaje y a continuación lo confirmó en un comunicado. «Es un sueño hecho realidad. Pido a los aficionados que entiendan esta increíble oportunidad en mi carrera», dijo Bale en una carta de despedida de los spurs. Aunque las cifras económicas no se revelan, algunas fuentes afirman que Bale percibirá en torno a 10 millones netos por temporada y adquirirá el 60% de los derechos de imagen, porcentaje récord con Florentino al frente del club.

Con una potencia y una velocidad impresionantes, Gareth Bale brilló en el Tottenham en las posiciones de lateral e interior izquierdo, aunque a finales de la pasada campaña ya despuntó como extremo derecho. También ha jugado con libertad por el centro e incluso como nueve. Desequilibrante y letal al contragolpe, en la última Premier marcó casi un tercio de los goles de su equipo (21), aunque su rendimiento no fue suficiente para clasificar al Tottenham para la Champions. En el Real Madrid, obsesionado con la décima, Gareth Bale puede actuar por las dos bandas. Si se perfila por la izquierda, Cristiano podría pasar a ejercer de ariete.

Hace seis años, Gareth Bale, que comenzó a jugar en Segunda en el Southampton, le costó al Tottenham unos 14 millones. La apuesta del club londinense era fichar a una promesa de 17 años. «Nunca había visto un jugador como él. Hasta un ciego puede ver que tiene algo diferente», comentó John Toshack, exseleccionador galés. Juande Ramos pudo trabajar junto a Bale durante su estancia en la capital inglesa. «Tiene un físico particular», aseguró Gustavo Poyet, ayudante del técnico español.

El Giuseppe Meazza fue el campo donde Gareth Bale pasó a ser un referente, al lograr un hat-trick frente al Inter de Milán, aunque no pudo evitar la derrota de su equipo (4-3). Tras ese partido, su entonces entrenador, Harry Rendkapp, le dio cuatro días libres y Gareth Bale le sorprendió: «Quería que se fuese lejos, para que desconectara, pero prefirió irse a casa de sus padres».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Gareth Bale, un capricho de casi 100 millones